Cali, noviembre 25 de 2020. Actualizado:

TEMAS DESTACADOS:

Ecosistemas de gran riqueza en el Pacifico

Manglares, escudos contra cambio climático

El Valle del Cauca es una región privilegiada porque en sus costas se encuentra el Chocó Biogeográfico, una amplia zona de gran riqueza de flora y fauna.

Pero a esto se complementa que sus costas hacen parte del sistema de manglares que se ubican a lo largo de la costa Pacífica, que es compartida con los departamentos de Chocó, Cauca y Nariño.

El hábitat de los manglares es de vital importancia en estas épocas de cambio climático, toda vez que según los investigadores prestan al medio ambiente muchos servicios entre ellos el de capturar los gases efecto invernadero que provocan el cambio climático.

Según recientes investigaciones las raíces de los manglares tienen la capacidad de capturar carbono y dadas las características anaerobias de los suelos de manglar, el carbono se almacena en lugar de convertirse en CO2.

Así mismo, los expertos plantea que entre más extensas sean las áreas costeras cubiertas con manglares, hay mayor almacenamiento y captura de carbono mediante la conversión de CO2 a carbono.

Por eso, dentro de las políticas del gobierno nacional para mitigar el calentamiento global está la conservación y recuperación de estos ecosistemas.

Riqueza natural

Según el Ministerio de Ambiente Colombia cuenta con un área en manglar de 290.704 hectáreas, de las cuáles el 74.5% se encuentra en el litoral Pacífico.

Así mismo el 25.5% están en la costa Caribe sobre todo en el departamento de Magdalena, y el 0.07% en el litoral insular, es decir en las áreas de las islas de San Andrés.

En Colombia, doce departamentos tienen presencia de bosques de mangles: el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, La Guajira, Atlántico, Magdalena, Bolívar, Sucre, Córdoba, Antioquia, Chocó, Valle del Cauca, Cauca, Nariño, y asimismo la responsabilidad de protegerlo y conservarlo. Nariño, Chocó y Magdalena reúnen el 85% del área cubierta de mangle en el país.

Para evitar sus pérdidas anuales, el Ministerio de Ambiente ha desarrollado programas y políticas públicas de restauración, manejo, protección y conservación de estos bosques como el Programa Nacional uso sostenible, manejo y conservación de los ecosistemas de manglar.

Este programa busca adelantar acciones como la zonificación de las áreas de manglar, la planificación para la conservación y el uso sostenible, las áreas protegidas, entre otras.

Por otra parte, el 44% de la extensión de los manglares en el país se encuentra en alguna de las categorías del Sistema Nacional de Áreas Protegidas, que corresponde a 130 mil hectáreas distribuidas en Distritos Nacionales de Manejo Integrado, Distritos Regionales de Manejo Integrado, Parques Nacionales Naturales, Parques Naturales Regionales, Reservas Forestales Protectoras Nacionales, Santuarios de Flora y Fauna, en la Vía Pasque Isla Salamanca.

Además, otras 335 hectáreas de manglar que se encuentran en Reservas Naturales de la Sociedad Civil, sin que hagan parte de títulos de propiedad individual.

De igual forma, buscando proteger estos importantes ecosistemas, han sido declaradas áreas de manglar bajo figuras de protección nacional como el Santuario de Flora y Fauna El Corchal ‘El Mono Hernández’; así mismo regional como el Distrito Regional de Manejo Integrado Golfo de Tribugá – Cabo Corrientes, y local en Buenaventura que es la Reserva Natural Especial Bazán – Bocana.

Regulación

Los manglares prestan infinidad de servicios, desde ser un importante banco de alimentos, hasta para producción de leña, carbón y bioquímicos.

Pero lo más importante es que sirven para la regulación del clima, ya que los bosques de mangles son sumideros de gases de efecto invernadero y regulan la temperatura y la precipitación local.

Los manglares regulan el clima al absorber el carbono de la atmósfera y lo guardan en su suelo arcilloso, por siglos. Estudios recientes muestran que pueden almacenar hasta diez veces más la cantidad de carbono que los bosques terrestres.

Además, los ecosistemas de manglar pueden retener, recuperar y “eliminar” excesos de nutrientes que se encuentren en el agua.

Así mismo, los mangles propician la retención del suelo y de sedimentos y por su ubicación reducen el efecto del oleaje sobre la línea de costa, ya que forman una barrera.

También atenúan las inundaciones y brindan protección frente a tormentas y huracanes.

Además, son sitios para promocionar el ecoturismo, sirven de vías de acceso a muchas comunidades y alrededor de los mangles se han tejido creencias, mitos y leyendas que han enriquecido las culturas de los pueblos cercanos, como en el caso de las comunidades del Pacífico.

Afectaciones

El gobierno nacional viene adelantando políticas para proteger los ecosistemas de manglar duramente afectados por la mano del hombre y el mosmo cambio climático.

Según los investigadores, el manglar en Colombia ha sido duramente afectado por la tala indiscriminada, obras de infraestructura vial mal planeadas, ampliación de la frontera urbana o contaminación que lo han llevado a una degradación significativa.

Los manglares de la costa Pacífica colombiana se precian de ser los más desarrollados y grandes de todo el pacifico americano y es un ejemplo la labor de las comunidades que viven en armonía con su entorno, lo que permite su conservación.

Pero además de la tala, también preocupa la sobreexplotación de sus recursos marinos, ya que es un lugar muy biodiverso donde se encuentra peces y moluscos.

Otra afectación que tienen los manglares es el aumento del nivel del mar debido al cambio climático, por lo que se requieren políticas integrales no sólo para conservarlos sino para mitigar el calentamiento global.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

Publicidad

Publicidad

PUBLICIDAD
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2020. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: