Cali, junio 24 de 2021. Actualizado: jueves, junio 24, 2021 13:32

TEMAS DESTACADOS:

Vida silvestre tiene sus ángeles

Comunidades de Cali y Valle protegen el medio ambiente

Las comunidades de Cali y el Valle del Cauca son cada vez más conscientes y respetuosas del cuidado del medio ambiente de la región.

Por esa razón, la preservación de la fauna silvestre se ha convertido en una prioridad que no sólo es competencia de las autoridades ambientales sino de los caleños y vallecaucanos.

Ante el deterioro de algunos espacios vitales para la supervivencia de diferentes especies cada vez es posible observar diferentes especies de fauna silvestre que deambulan por nuestra geografía y que los vallecaucanos han aprendido a respetar y proteger.

Tanto el Dagma como la CVC, en el marco del Día Mundial de Medio Ambiente reiteraron el llamado de cuidar sus espacios vitales, proteger estas especies, muchas de ellas en peligro y de comunicar cualquier situación que los afecte al tiempo que destacó información valiosa de ciudadanos que han aportado con su información al rescate de individuos que por diversas razones han resultado afectados.

Es así como el Dagma recuperó un águila y un búho, mientras la CVC adelanta cuidados a un venado recién nacido y un tigrillo herido, gracias a la información de la propia comunidad.

Libres

Tras su recuperación, un búho rayado y un águila coliblanca fueron liberados por el Dagma.

El clima no podía estar mejor, el viento adecuado para que el Águila Coliblanca (Geronoaetus Albicaudatus), pudiera extender por fin sus largas alas, alzar su vuelo y empezar su largo recorrido para alcanzar a su pareja, remontando alto sobre el terreno abierto en donde fue liberada por el personal del Hogar de Paso del Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente Dagma.

Igualmente, un hermoso Búho Rayado (Asio Clamator) fue dejado en una percha del bosque, especialmente escogida por los biólogos y veterinarios del ente ambiental y en dónde esta ave nocturna no sea molestada por su mayor enemigo, el hombre.

Camilo Senior, biólogo del Dagma explicó sobre estos dos individuos de fauna silvestre lo siguiente: “el búho, ingresó a una casa por accidente y fue llevado por la Policía al Hogar de Paso, en donde luego de su recuperación, fue liberada en una zona adecuada para su fácil incorporación a su hábitat natural, es un ave que se alimenta de roedores, un depredador increíble que ayuda al control de plagas como ratas y ratones, habita en las zonas bajas de los bosques secos.

El águila coliblanca, es migratoria, muy raramente se ve en esta parte y solo en algunas épocas del año, fue encontrada por una pareja por los lados de Chipichape luego de una tormenta, gracias a la acción ciudadana, fue llevada al Hogar de Paso, con hipotermia y al realizarle todos los exámenes médicos de rigor, se comprobó que tenía viruela aviar, quedando en cuarentena y tratamiento por dos meses, se le acondicionó una alcándara que es una percha gruesa, para que esta ave rapaz practicara su vuelo sin atrofiar los músculos pectorales, se le mejoró el sistema inmune hasta su rehabilitación en técnicas de vuelo para su posterior liberación”

Águila coliblanca (Geronoaetus Albicaudatus), se encuentra en campos abiertos y semiáridos al este de los Andes. Mide 61 cm y pesa 950 g. Es grande, con la cola corta, redondeada y las alas anchas.

Se encuentra en la región de Santa Marta desde el este hasta La Guajira, en regiones más secas del sur y originalmente hasta el alto Valle del Cauca, alto valle del Magdalena y al este de los Andes desde Arauca hasta Meta, Serranía de la Macarena y río Guaviare.

Búho Rayado (Asio Clamator) Mide de 30 a 38 cm, el macho pesa de 320 a 350 g y la hembra de 400 a 500 g. Presenta ojos oscuros y pico gris.

Permanece solitario, en parejas y en ocasiones se le observa descansando en grupos de hasta 12 individuos. Captura sus presas en el suelo mediante vuelos desde una percha, generalmente en áreas abiertas.

Rescatan venado

Un pequeño venado de cola blanca, de aproximadamente cuatro días de nacido, fue encontrado en la zona rural de Sonso, al parecer abandonado por su madre, cuando se asustó por un fuerte estallido.

Según lo expresado por las personas que lo salvaron, decidieron llevar al pequeño animal a una vivienda luego de esperar, por un largo tiempo, que apareciera la madre.

En dicho hogar fue alimentado y cuidado por un par de días, para que no muriera.

Las personas contactaron a la CVC y una vez valorado por especialistas de la Corporación, el animal fue trasladado hasta el Zoológico de Cali, donde inició su proceso de cuarentena para determinar condición de salud, adaptabilidad y posible respuesta al hábitat natural.

Luego del periodo de cuarentena, se espera que el pequeño ciervo regrese a su hábitat natural.

El venado de cola blanca es una especie que está en situación de vulnerabilidad por la caza ilegal y la transformación drástica del hábitat.

Ante ello, el biólogo de la CVC, Gustavo Trujillo, recordó que «según las normas de protección de flora y fauna silvestre, está prohibido adquirir, comercializar, exportar y/o poseer recursos de fauna silvestre extraídos sin autorización o que provengan de centros no autorizados, y quienes infrinjan esta norma serán sancionados».

Los venados son un magnífico dispersor de semillas de los pastos y frutos que consume y, además, una presa de preferencia para otras especies como el puma. Son un importante elemento en la transferencia de nutrientes en el proceso trófico, o sea, de nutrición.

Tigrillo herido

Con lesiones en el miembro posterior izquierdo y en un ojo, fue encontrado un tigrillo de la especie margay (Leopardus wiedii) por habitantes de la vereda La Florida.

Veterinarios del Centro de Atención y Valoración de la CVC lo atienden para lograr su recuperación.

Respondiendo al llamado de habitantes de la vereda La Florida en Calima El Darién, funcionarios de la CVC Regional Pacífico Este rescataron un tigrillo adulto herido de la especie margay, el cual se trasladó al Centro de Atención y Valoración – CAV para recibir atención especializada.

Los veterinarios del CAV le diagnosticaron lesiones en el miembro posterior izquierdo y en un ojo, ésta última herida puede comprometer su visión permanentemente.

Asimismo, presumen que dichas heridas fueron ocasionadas por otros animales que rodean la zona.

«Agradecemos el apoyo de la comunidad al ayudarnos a rescatar el tigrillo. Estas acciones demuestran que todo el trabajo de concienciación que ha realizado la CVC en el tema de conservación de la fauna silvestre, se ve reflejado en ésta y otras comunidades del Valle del Cauca», indicó Santiago Mesa González, profesional universitario de la CVC Regional Pacífico Este.

«Esperamos que los veterinarios logren rehabilitarlo y pueda ser devuelto a su entorno natural», añadió el funcionario.

Vale mencionar que el tigrillo margay es de hábitos nocturnos, está especialmente adaptado para trepar árboles y habita en los bosques tropicales y manglares. Principalmente, se alimenta de pequeños mamíferos y aves.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

PUBLICIDAD
Publicidad
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2021. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: