Cali, septiembre 18 de 2020. Actualizado:

TEMAS DESTACADOS:

Urge respetar medio ambiente

Cambio climático afecta la salud

El uso indebido de los recursos naturales a lo largo de la historia, no sólo ha afectado al medio ambiente sino también a los seres humanos generando respuestas de la naturaleza como el cambio climático y la actual pandemia que afronta el mundo entero.

Investigadores de todo el mundo han detectado que mucha de la actividad humana ha afectado al clima y ya se siente en el ambiente muchos de sus efectos.

Una investigación realizada por la Universidad de Rutgers concluyó que el incremento del nivel de los mares que ya se siente en muchas de las costas del mundo, incluyendo Colombia, no es ocasionada por los cambios en la órbita de la tierra, sino por las acciones adelantadas por los humanos.

Según las hipótesis, muchas ciudades costeras podrían estar sumergidas en el año 2100 como consecuencia de este fenómeno.

Este aumento del nivel del mar podría ser consecuencia de otro factor que preocupa a los científico, el deshielo en los polos.

Otro aspecto que preocupa son las olas de calor que se sienten en muchas partes del mundo, algunas de las cuáles causan sequías y hasta hambrunas.

Los datos de expertos indican que en 2018 hubo 33 países que sufrieron crisis alimentarias, en los cuales, al menos en 12, se debieron a factores climáticos y meteorológicos.

Cambios en las temporadas de tiempo seco y lluvioso que se alternan en nuestro país, también pueden estar asociados a estos fenómenos.

Preocupación por enfermedades

Pero lo que más preocupa a los científico, hoy, cuando la mayor parte del mundo se encuentra en aislamiento por causa del Covid -19 es el incremento de enfermedades emergentes como consecuencia de ese cambio climático.

Estas enfermedades son por lo general originadas en zonas tropicales, y un ejemplo de estas es el dengue, que se propaga más fácilmente durante las épocas calurosas.

Los días calurosos, cada vez más largos, así como las inundaciones en épocas de invierno, las sequías, también generan el hábitat propicio para diversas plagas muy comunes en nuestro entorno como los mosquitos, las ratas, y otros animales portadores de enfermedades que de alguna manera han visto afectado su hábitat y se han desplazado hacia otros hábitats.

Un ejemplo de animales transportados de otro continente a América es el mosquito Aedes aegypti, que según documentación de los investigadores llegó del Africa Tropical en los barcos esclavistas y propagó la enfermedad por América.

Investigaciones hechas por expertos sobre la fiebre amarilla, transmitida por el Aedes aegypti, indican que el mosquito sobrevivió en las copas de los árboles, en zonas como la selva del Amazonas, afectando sobre todo a las especies de primates que vivían en las partes altas de los árboles, pero cuando el bosque era derribado, los mosquitos quedaban al nivel del piso y terminaban picando a los leñadores, como lo pudo comprobar el investigador colombiano Jorge Boshell.

Un ejemplo muy actual es el del avispón gigante japonés, originario de Japón y que al parecer llegó a la costa Pacífica de Estados Unidos en algún barco chino o japonés, y que puede afectar no sólo el ecosistema sino que si un humano ha sido picado más de 30 veces le puede causar insuficiencia renal.

Este es otro ejemplo de cómo la actividad humana puede afectar la salud. En el caso del Covid -19, según el genoma del virus, este parece provenir de los murciélagos que infectaron algún animal silvestre que luego fue consumido por un humano que adquirió la enfermedad y desde entonces esta no se ha detenido ante las fronteras, lo que ha permitido su rápida expansión.

Enfermedades como la malaria, provocada por el mosquito Anopheles podrían extenderse afirman los expertos en caso de verse afectado su hábitat.

Otras enfermedades como el cólera, el virus del Nilo Occidental, la enfermedad de Lyme, la fiebre del dengue, que al comienzo eran sólo enfermedades tropicales, hoy se han encontrado en otras latitudes.

El mundo ha sido objeto de muchas pandemias: para mencionar la gripe de 1918, el polio, el cólera, el ébola, el sars y el mers en poblaciones humanas de África, Asia y Oriente Medio.

Como ocurrió con la fiebre amarilla, y posiblemente el Covid -19, muchas enfermedades han saltado de los animales a los humanos por el mal manejo de los recursos naturales que les da el ser humano.

Interacción

Información divulgada por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, indica que al parecer las enfermedades emergentes en la actualidad se han originado en los bosques tropicales y con la interacción del ser humano que ha afectado este hábitat, o ha interaccionado con él, ha permitido que se mezclen personas con animales domésticos y silvestres, además de flora silvestre que transportan agentes patógenos y parásitos que afectan la salud de las comunidades.

Según la FAO, la deforestación y los cambios de uso del suelo no regulados, determinan la aparición de enfermedades emergentes que desencadenan pandemias, que afecta no sólo lo local sino a nivel mundial.

Actualmente el programa del Gobierno Nacional “ Visión Amazonía”, reportó que ha podido monitorear 75 mil hectáreas de bosque Amazónico en los departamentos de Caquetá y Guaviare, con el aporte del trabajo de las comunidades para evitar la deforestación a través de los llamados guardianes de los bosques que busca preservar estos espacios naturales.

Este es un aporte más para disminuir el cambio climático y a la vez evitar la proliferación de las enfermedades emergentes.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

Publicidad

PUBLICIDAD
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2020. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: