¿Se van a equivocar las encuestas?

Por Mauricio Ríos Giraldo

Además de aquellas encuestas que son mandadas a hacer a la medida de quien las paga, las mediciones de intención de voto realizadas con imparcialidad y rigor estadístico también se equivocan, pues hay varios factores que se salen del control de los encuestadores.

Entre esos factores que están por fuera del control de quienes recopilan la información está la veracidad de las respuestas que da el encuestado.

Aquí es donde aparecen los “falsos electores”. Colombia es un país mayoritariamente abstencionista, pero muchos de quienes no votan, al momento de ser consultados para una encuesta, mienten por vergüenza y, sin tener planes de votar, dicen que lo harán y, al preguntarles por quién, dan el nombre del primer candidato que se les viene a la mente, que usualmente es aquel que han visto que “va ganando” o el que han oído que “va subiendo”.

Gustavo PetroAplicando esto al momento actual, tal vez los “falsos electores” pudieron viciar las encuestas en favor de Gustavo Petro y en las últimas dos semanas el favorecido por los abstencionistas vergonzantes pudo ser Rodolfo Hernández.

* * *

Pero esto también puede ocurrir cuando hay un voto vergonzante, este es el de los ciudadanos que tienen definido su voto, pero, por alguna razón, no son capaces de divulgarlo. Suele ocurrir en ciertos entornos en momentos de mucha polarización, como el que se vive ahora. Ante el temor a sufrir matoneo, muchas personas niegan a su candidato y, cuando les preguntan por quién votarán, mienten.

Eso fue lo que ocurrió en Colombia con las encuestas que midieron la intención de voto para el plebiscito a través del cual se sometió a validación ciudadana el acuerdo entre el gobierno del entonces presidente Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Farc. Una semana antes de las votaciones se pronosticó 66% por el “Sí” y 34% por el “No”, pero a la hora de la verdad el “No” ganó, con el 50.21%, frente al 49.78% del “Sí”…

¿Qué pasó? Sencillo; muchos de los encuestados mintieron. ¿Por qué? Porque entorno al “Sí” se montó una campaña tan fuerte que quien se atrevía a decir que votaría por el “No” era calificado como “enemigo de la paz”, razón por la que muchos ciudadanos prefirieron negar su intención de voto al ser encuestados.

Gustavo PetroEn la actual campaña hay un fenómeno parecido en sectores de clase media y estratos populares, así como en espacios en los que predominan electores jóvenes y, desde luego, en las redes sociales. Quien manifiesta una intención de voto por un candidato diferente a Gustavo Petro recibe automáticamente calificativos como “uribista”, bruto y/o “paramilitar”…

Luis Hernán Ocampo, director de Citipublics, especialista en encuestas y quien ha realizado varios estudios de intención de voto para el Diario Occidente, sostiene que la única manera de evitar que los votantes vergonzantes mientan es permitiéndoles que manifiesten su intención de voto en total privacidad, para lo que sugiere realizar las encuestas con cubículos y urnas, para que los encuestados marquen un tarjetón y lo depositen sin que nadie sepa cómo votaron, algo que encarecería las encuestas, que no son nada baratas.

* * *

Finalmente, otro factor por el que se equivocan las encuestas son las maquinarias, pues estos estudios no miden el peso de las organizaciones electorales. En ese sentido, el candidato que sume más respaldos de partidos políticos puede aparecer subvalorado en una encuesta y dar la sorpresa al momento de las elecciones.

En ese contexto, los cálculos conocidos sobre Federico Gutiérrez podrían estar equivocados y mostrar una intención de voto menor a la que realmente tiene.

El exalcalde de Medellín es el candidato presidencial con más respaldos políticos, las colectividades que lo apoyan tienen un potencial electoral cercano a los 10 millones de votos y, por lo que se vio en sus concentraciones de cierre de campaña, que fueron las más nutridas, es claro que las mayorías de las militancias de esos partidos están con él.

Así las cosas, no sorprendería que los resultados del próximo domingo mostraran que Rodolfo Hernández, aunque subió, nunca estuvo cerca de pasar a segunda vuelta, que Gustavo Petro tampoco estuvo a punto de ganar en primera vuelta y que su ventaja frente a Federico Gutiérrez no era tanta…

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar