¿Se acaba el Verde sin Mockus ni Claudia?

Por: Mauricio Ríos Giraldo

La renuncia de Antanas Mockus al partido Alianza Verde va mucho más allá de su retiro…

Se trata, sin duda, de un golpe al corazón ideológico de la colectividad, pues si bien Mockus no es fundador del Verde, logró convertirse en su mayor referente.

El partido adoptó banderas del exalcalde bogotano, como el “no todo vale” y que la vida y los recursos públicos son sagrados, que se convirtieron en poderosos símbolos ideológicos con los que muchos colombianos sin partido, especialmente jóvenes, encontraron un espacio en el espectro político con el que se sintieron cómodos e identificados.

Fue tal el impacto positivo de Antanas Mockus sobre el Verde que con él, como candidato presidencial en 2010 –la ola verde- y luego como cabeza de lista al Senado en 2018, la colectividad logró sus dos mejores momentos electorales.

Por eso, ahora que el escándalo de corrupción de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo tocó al Verde – en el supuesto pago de millonarias sumas a congresistas-, era de esperarse que Mockus tomara distancia.

“Después de analizar los recientes y escandalosos sucesos nacionales y de analizar las denuncias de corrupción que han registrado los medios de comunicación en los últimos días, es evidente que muchos sectores en la Alianza Verde no han incorporado los principios que dieron lugar a la formación de la colectividad”, escribió Mockus.

“Si bien espero que los involucrados puedan defenderse en las condiciones que establece el Estado de Derecho, considero que la gravedad de lo denunciado hace que mi participación en la colectividad sea insostenible”, agregó el excandidato.

Y así como no sorprende la renuncia de Antanas Mockus al Verde, era igualmente predecible que la exalcaldesa bogotana Claudia López también se fuera, pues continuar en la Alianza Verde habría sepultado anticipadamente su candidatura presidencial.

“Me sumo a lo expresado por el Profesor Antanas Mockus y me retiro junto a él del Partido Verde”, escribió Claudia López desde Boston.

“Llegué con la ola Verde que nos inspiró a millones de ciudadanos a entrar a la vida y el servicio público y me voy porque el Partido Verde terminó cooptado y controlado por una minoría petrista que no representa ni honra los valores, prácticas y principios que he defendido y practicado en mi vida”, agregó la exalcaldesa.

“La justicia esclarecerá los gravísimos hechos de corrupción conforme a los principios del Estado de Derecho. Pero la gravedad del sectarismo, la corrupción y el abuso de poder que se revela en los recientes hechos y escándalos, me hacen imposible permanecer en el partido”, agregó López.

Complejo el tema para Claudia López, pues su esposa, la senadora Angélica Lozano, está “amarrada” –por su curul- a la Alianza Verde.

Sin embargo, la coyuntura le dará discurso a López y le facilitará salir a recoger firmas para presentarse como candidata presidencial independiente en 2026.

Si bien el escándalo que sacude al partido fue la gota que rebosó la copa, el verde por dentro está totalmente fracturado y perdió, desde hace mucho su línea ideológica, al entregar avales en las elecciones territoriales de 2019 y 2023 a candidatos que no representan su esencia.

En resumen, el Verde hace mucho rato se decoloró.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar