La política: ¿la tentación del Arzobispo de Cali?

Por Mauricio Ríos Giraldo

Otra vez las opiniones del arzobispo de Cali, Darío Monsalve, sobre asuntos de gobierno levantaron una polvareda.

En Twitter, el Arzobispo lanzó fuertes cuestionamientos contra el Gobierno Nacional por el regreso de las fumigaciones con glifosato y las masacres ocurridas en las últimas semanas. Esto escribió:

“Culpan de todo al narcotráfico, para restablecer el glifosato: vuelta al pasado. Culpan Acuerdos de paz, que destruyen con insensatez: vuelta al pasado. Culpan a “los mismos de siempre”¿para justificar masacres de estado y connivencias criminales? ¿Escuchan y creen a comunidades?”.

Ante las palabras del religioso, el senador Gabriel Velasco reaccionó con una dura respuesta, en la que mandó al Arzobispo a confesarse:

“Está por ayudar el Obispo de Cali que en vez de buscar unir, polariza y miente. Vaya más bien a confesarse. Las “masacres de estado” Tambo, Arauca y la Guayacana que usted llama, se le atribuyen en primera hipótesis a nuevas FARC”.

Velasco escribió también que Darío Monsalve minimiza el problema del narcotráfico y se pone “atuendo político para desinformar en declaraciones llenas de carga ideológica”.

“Qué lejos está de las verdades objetivas que profesa la iglesia”, escribió el Senador, quien, además, se preguntó si es hora de que el Arzobispo abandone su sotana.

Lo cierto es que Darío Monsalve opina cada vez más de temas políticos, lo que molesta a unos sectores, que lo cuestionan y sostienen que está parcializado ideológicamente hacia la izquierda, pero también es apoyado por otros sectores que comparten y defienden sus posiciones.

¿Estaremos ante uno de los casos de sacerdotes que terminan colgando la sotana para lanzarse a la política? ¿Será que el Arzobispo de Cali cae en esa tentación?

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar