Gaviria, Vargas y Dilian pusieron orden en sus partidos

Por Mauricio Ríos Giraldo

A los jefes de los partidos políticos les tocó imponerse ante los congresistas de sus partidos para unificar la posición frente a la reforma tributaria.

En el Partido Liberal, Cambio Radical y en el Partido de la U, colectividades todas que anunciaron que no respaldarán el polémico proyecto, había congresistas dispuestos a darle el voto favorable.

Hasta hace poco más de una semana en estos tres partidos, que hacen parte de la coalición gobiernista del Congreso no había unidad de criterio frente a la reforma; si bien algunos representantes y senadores habían manifestado de manera individual su desacuerdo con el proyecto, otros estaban en un punto medio -en desacuerdo con algunos puntos, pero a favor de otros- y uno que otro dispuesto a votar favorablemente.

Fueron el expresidente César Gaviria, jefe único del Partido Liberal; el exvicepresidente Germán Vargas Lleras, dueño del aviso en Cambio Radical, y la exgobernadora Dilian Francisca Toro, directora del Partido de la U, los que impusieron en el orden y a algunos congresistas les tocó aceptar a regañadientes…

Tres razones sopesaron los jefes de los partidos para negarse a respaldar la reforma: primero, la afectación a la clase media y los sectores vulnerables; segundo, el impacto al aparato productivo del país y, tercero, el costo político que tendrían que pagar en las próximas elecciones legislativas si aprobaban impuestos hasta para los servicios funerarios.

La orden en las colectividades es que no habrá negociaciones ni acercamientos individuales, ningún congresista podrá comprometerse y cualquier decisión que se tome al respecto se definirá en conjunto al interior de cada una de las bancadas.

Hace mucho rato los partidos no funcionaban de esta manera…

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar