El Pacto asusta en el Concejo de Cali y la Asamblea del Valle

Por: Mauricio Ríos Giraldo

En la campaña para el Congreso de la República en el Valle del Cauca hubo un factor que dificultó los cálculos electorales de los matemáticos de la política y que, a la hora de la verdad, desbarató las cuentas que unos y otros hicieron para la Cámara de Representantes por esta circunscripción…

Ese factor, desde luego, es el Pacto Histórico. A la hora de tratar de calcular cómo quedarían repartidas las 13 curules que le corresponden al Valle en la Cámara, el interrogante de cuántos votos obtendría la lista de izquierda impedía hacer proyecciones con claridad.

Se sabía que la izquierda crecería en votación en este departamento, pero no cuánto, y finalmente le alcanzó para cinco curules por esta circunscripción.

Ahora que calienta motores una nueva campaña, el interrogante es el mismo…

Una de las preguntas más recurrentes que se formulan los candidatos al Concejo de Cali y a la Asamblea del Valle del Cauca es cuántas curules obtendrá la lista de la izquierda en esta corporaciones en las elecciones de 2023…

Si el Pacto Histórico repite la votación que sacó en el Valle -371 mil votos- y en Cali -220 mil- es claro que la quemazón de candidatos de los partidos tradicionales para ambas corporaciones será muy grande…

Partiendo del supuesto que la izquierda mantenga esta votación en las elecciones del año entrante, le alcanzaría para seis curules en la Asamblea del Valle y seis curules en el Concejo de Cali…

Si bien esta hipótesis muestra un escenario posible, no necesariamente tiene que ser así. Es importante tener en cuenta que en las elecciones territoriales pesan otros factores que pueden dificultar que el Pacto Histórico mantenga la votación que obtuvo el pasado 13 de marzo en Cali y el Valle.

Lo que sí es cierto es que la izquierda crecerá frente a las elecciones locales de 2019, en las que obtuvo sólo una curul en el Concejo de Cali -que ocupa la concejal Ana Erazo- y se quedó sin presencia en la Asamblea del Valle, pues no alcanzó la cifra repartidora.

En ese sentido, hay una conclusión obvia: la izquierda aumentará su presencia en el Concejo y volverá a la Asamblea.

En el peor de los escenarios el Pacto Histórico se quedará mínimo con tres curules en el Concejo de Cali y la Asamblea del Valle, y en el mejor de los escenarios serán seis, y en ambos casos serán sillas que perderán los partidos tradicionales.

¿De qué dependerá que sea un número u otro? La buena o mala imagen con la que llegue el presidente Gustavo Petro, jefe natural de la izquierda, al momento de las elecciones; el arrastre de los candidatos a las alcaldías y a la Gobernación, y el trabajo de las estructuras políticas, que desde ya se sienten amenazadas y, por lo tanto, pondrán a trabajar la máquina a toda marcha.

Es claro que hoy el Pacto Histórico está en un buen momento, pero las elecciones serán dentro de un año y los demás partidos no se la dejarán fácil…

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar