Ceneibe y Ana María, hazaña electoral en Dagua

Por Mauricio Ríos Giraldo

Los resultados de las elecciones del 27 de octubre plantean un interrogante sobre la efectividad de las estrategias basadas en guerra sucia, pues en varios municipios y departamentos los candidatos que fueron objeto de persecusiones mediáticas y/o judiciales salieron ganadores.

Un caso digno de estudio para los estrategas políticos es el de Ceneibe Jaramillo y su hija Ana María Sanclemente, alcaldesa electa de Dagua.

Jaramillo, reconocida en ese municipio por su labor social de casi 15 años, se presentó como candidata a la Alcaldía, gozaba de un gran favoritismo, pero el Consejo Nacional Electoral revocó su inscripción…

La entonces candidata decidió interponer una tutela, pero, mientras se resolvía este recurso -que finalmente salió a su favor, pero tarde-, su abogado le recomendó presentar a otro candidato a la Alcaldía de Dagua.

En ese momento, Ceneibe Jaramillo buscó a Hugo Collazos, exdirector del hospital de Dagua, y le propuso que asumiera la candidatura, pero no aceptó.

“Él fue sincero y me dijo que le tenían lista una carpeta para inhabilitarlo, si se metía como candidato”, cuenta Jaramillo.

Fue allí cuando surgió la idea de postular a una de sus dos hijas, hubo dudas sobre una posible inhabilidad de la mayor, y finalmente se tomó la decisión de candidatizar a la menor, Ana María Sanclemente, una arquitecta de 29 años de edad.

La joven candidata se inscribió el 27 de septiembre, solo un mes antes de las elecciones, y realizó una campaña basada en la imagen de su madre, con la frase “Yo soy Ceneibe”…

“La gente se volcó en solidaridad, lo que a ella le hicieron fue un ataque político despiadado, entonces la gente se dio cuenta de eso”, contó a Graffiti la alcaldesa electa de Dagua.

“Me di cuenta de que la gente no quiere a mi mamá, la ama, y ese amor lo traspasaron a mi”, agregó Sanclemente.

Al preguntarte quién gobernará, si ella o su mamá, la alcaldesa electa de Dagua respondió:

“Va a gobernar Ana María Sanclemente, mi mamá siempre va a estar respaldándome, ella va a ser mi gestora social; yo no voy a desconocer que hay mucha gente que tiene más conocimiento que yo, y lo que tengo que hacer es escuchar a la gente que tiene más conocimiento y generar mis propias conclusiones”.

Comments

Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar