septiembre 11, 2018

Parque Río Cali, crecen dudas

Ramiro Varela Marmolejo

Este proyecto hace parte de las Megaobras del 2008, contratada la primera fase entre la 25 y la 15, en el 2015. De 8 meses, lleva 3 años y no tiene fecha para entrega, con sobrecosto del 100%.

El debate no es el diseño del proyecto, elaborado por una prestigiosa firma holandesa con experiencia.

La controversia está en su contratación, que no hizo estudio de implantación urbana, por la afectación de ciudad en la movilidad, ante el fracaso del MIO, que transporta el 50% de lo proyectado.

La circulación oriente – centro – oeste ha sido burdamente mutilada en Cali, primero fue por la Carrera 15 con el MIO, segundo por la Carrera 1ª, igualmente por el masivo, luego por la Carrera 8, con el “Corredor Verde”, y ahora la única vía de acceso del nororiente al centro, por el río Cali.

Esa implantación urbana ha debido identificar el entorno de Ciudad, que se podía afectar con el proyecto.

Este indudablemente tiene bondades a nivel particular, pero, ante un masivo deficiente, no hay manera de hacer uso racional de las vías a través de vehículos particulares y públicos.

El empresario Santiago Eder. repatriado a la ciudad, hace una labor gigante en beneficio de los parques.

Seguir su lucha, pero este proyecto para su estructuración, tiene elementos amplios de ciudad, que el mismo espacio público que proyecta, hacia un río Cali contaminado y deforestado.

El parque está construido, se ha afectado la ciudad en su movilidad del transporte público, que es el de la mayoría de los caleños.