¡Vacunémonos!

Norma Hurtado Sánchez

En Colombia la pandemia del Covid-19 está en su pico más alto, causando alto número de contagios y el mayor porcentaje de fallecimientos desde su inicio en marzo de 2020.

Tanto el Valle del Cauca como en Santiago de Cali hemos llegado al 100% de ocupación de camas UCI, teniendo en lista de espera más de 200 pacientes con Covid, que requieren una de estas camas.

En un principio las autoridades de salud de la región lograron trasladar algunos pacientes a servicios de UCI de otros departamentos.

En este momento es imposible realizar estos traslados dado que en la mayoría de las capitales y ciudades intermedias se ha llegado a ocupar toda la disponibilidad de estas camas.

Contrasta mucho la compleja situación de salud que se vive en la ciudad, con el panorama de los megacentros de vacunación dispuesto por la Alcaldía de Cali, que en varias oportunidades han estado vacíos o con baja afluencia de público.

Hemos visto morir seres queridos, familiares y ahora, cuando las UCI están al máximo de su capacidad, el drama aumenta con la espera de una cama para atender a quien lo necesita; incluso, personas han muerto esperando un espacio en una clínica para recibir la atención especializada que se requiere para luchar contra este virus.

Hoy, cuando en el país ya son más de 100.000 las personas fallecidas por este virus y más de 3.950.000 quienes han padecido esta enfermedad, con todas las consecuencias que implica padecerlo, quiero reiterar mi llamado a vacunarnos. La vacunación es una herramienta segura y efectiva para enfrentar al Coronavirus.

El Gobierno Nacional ha adquirido un importante número de vacunas, y a través del Ministerio de Salud ha entregado suficientes dosis a las secretarías de salud territoriales, para inmunizar a la población y prevenir más muertes y complicaciones de salud a quienes se contagien, pero lamentablemente muchas personas no acuden a hacerlo.

En Cali hay al menos 280 mil vacunas listas para ser aplicadas pero la ciudadanía no asiste a las jornadas. En este momento tan difícil que estamos viviendo, vacunarse es un acto de responsabilidad con uno mismo, con la familia y con los seres queridos, está demostrado que con la vacuna se reducen los síntomas y complicaciones del virus.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar