Un MIO electrico

Rosa María Agudelo Ayerbe

Es una buena noticia la apertura de la licitación de los nuevos 107 buses del MIO que entrarían en servicio en el 2020.

El proceso tiene dos aspectos que debemos resaltar: el mejoramiento en el servicio en materia de frecuencia, pero sobre todo que todos buses serán eléctricos.

Hubiera sido una tragedia ambiental que la administración hubiera comprado buses Diesel como lo estuvo contemplando. Por ahora esa amenaza se supera.

Sin embargo, todavía falta adquirir 200 buses y grupos económicos seguirán presionando para que se les compren vehículos “engüezados” en el mercado.

Los Diesel son más rentables para sus propietarios por los elevados costos iniciales que tienen los eléctricos. Sin embargo, la ciudad debe tener claro que la calidad del ambiente debe ser una prioridad.

Cali no puede ir en contravía del mundo. El transporte es la fuente de más rápido crecimiento de emisiones relacionadas con la energía.

En Latinoamérica se estima que si la flota de autobuses y taxis en 22 ciudades se reemplazara con vehículos eléctricos, la región ahorraría US $ 64 mil millones en combustible para 2030 y evitaría la emisión de 300 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente.

Cali no puede dar ni un paso atrás en esta material. El MIO no puede dar reversa. Cali no puede desfallecer en su intento por lograr que el transporte público sea una alternativa cómoda, segura, eficiente, rentable y amigable con el ambiente.

Si esto no sucede, cada día usaremos menos el transporte público y aumentará la ya insoportable congestión de nuestras vías. Bien por Cali que se une a las ciudades con buses eléctricos.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar