Maria Clara Rangel Galvis

Transformando la Educación Superior en Colombia: Reflexiones sobre la Nueva propuesta estatutaria

Maria Clara Rangel Galvis, rectora de la Universidad El Bosque

En el panorama de la educación superior en Colombia cada propuesta estatutaria representa un hito significativo en el camino hacia la excelencia académica y la equidad educativa.

La reciente propuesta estatutaria ha desencadenado, sin duda, un debate enriquecedor sobre el rumbo de nuestras instituciones y el futuro de la educación en el país.

Como rectora de una universidad comprometida con la calidad y la inclusión, veo en esta propuesta una oportunidad para fortalecer nuestros pilares fundamentales y abordar los desafíos que enfrentamos en el siglo XXI, como la necesidad de garantizar el acceso equitativo a la educación superior, contemplar el sistema mixto de educación superior que incluya tanto las universidades oficiales como las no oficiales, la adaptación a un mundo cada vez más globalizado y tecnológico, y la promoción de la investigación y la innovación como motores de desarrollo.

En primer lugar, es imperativo que la nueva propuesta estatutaria priorice el acceso igualitario a la educación superior, contemplando la educación como un derecho y como un “servicio público como bien común”.

En Colombia hemos avanzado significativamente en aumentar la cobertura, pero aún persisten brechas de acceso entre diferentes grupos socioeconómicos y regiones del país.

Es fundamental que las políticas adoptadas promuevan la inclusión de estudiantes de todas las procedencias, garantizando que nadie se quede atrás por limitaciones económicas o geográficas. Además, la propuesta debe reconocer la importancia de la internacionalización y la innovación en la educación superior.

En segundo lugar, debemos incluir el término de educación posmedia debido a que debe articularse el acceso y la permanencia promoviendo la implementación de modelos flexibles pertinentes e incluyentes que involucren la formación para el trabajo y el desarrollo humano, el marco nacional de cualificaciones y las certificaciones que conduzcan a titulaciones que viabilicen las rutas de formación de los bachilleres.

En un mundo interconectado, nuestras universidades deben preparar a los estudiantes para enfrentar los retos globales y aprovechar las oportunidades que ofrece la economía del conocimiento.

Esto implica fomentar la movilidad estudiantil y académica, fortalecer los lazos con instituciones extranjeras y promover la formación integral, la investigación y la transferencia de tecnología.

Por último, la nueva propuesta estatutaria debe impulsar la calidad y la pertinencia de la educación superior en Colombia.

Esto implica no solo asegurar altos estándares académicos, sino también vincular la formación universitaria con las necesidades del mercado laboral y la sociedad en general.

Nuestras universidades deben ser centros de excelencia que promuevan el pensamiento crítico, la creatividad y la ciudadanía activa.

En resumen, aunque esta reforma continúa en debate por parte de la rama legislativa, desde las instituciones que integramos la Asociación Colombiana de Universidades – ASCUN seguimos aportando de cerca a su construcción entendiéndola como una gran oportunidad para todos los que integramos el ecosistema de educación superior del país.
Debemos estar preparados para transformar nuestros modelos de educación, donde el eje fundamental sean nuestros estudiantes, su calidad de vida y su desarrollo profesional integral para hacer frente a los desafíos de la actualidad.

Como comunidad académica, es prioritario aprovechar esta coyuntura para construir un sistema educativo más inclusivo, innovador y de alta calidad que contribuya al desarrollo sostenible de nuestro país.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar