Hugo E. Gamboa Cabrera

Sentido de pertenencia

Hugo E. Gamboa Cabrera

Parece que algunos miembros del gabinete del alcalde Alejandro Eder están renunciando porque se dieron cuenta que desconocen el funcionamiento de la administración pública y, sobre todo, la necesidad de los caleños para que se recuperen la dignidad, el civismo y el decoro que se perdieron, lamentablemente, en administración pasada.

A Eder se le notan sus buenas intenciones de sacar a Cali del ostracismo a la que la llevaron pero, a decir, verdad, no está adecuadamente bien acompañado.

Van cuatro meses y salvo algunos movimientos del alcalde, no se conoce la voz de sus colaboradores respecto a proyectos urgentes, sobre todo cuando tienen ad portas la presentación de un plan de desarrollo ante el Concejo Municipal, donde, según parece, no están contentos ante el desenvolvimiento de la administración.

En Cali existen ejecutivos, jóvenes si se quiere, con la capacidad suficiente para administrar la cosa pública, amén de su afecto por la capital vallecaucana, a la que quieren sacar adelante, agregando que no están involucrados con ningún directorio político, que es lo que al alcalde Eder no le gusta mucho.

En la administración actual labora un joven muy eficiente, inteligente y diría, brillante—César Augusto Lemos—exalcalde hace algunos años de Pradera (Valle) y exnotario 6 de Cali, egresado de la Javeriana de Bogotá, donde fue reconocido como un estudiante destacado.

Fue funcionario de la administración anterior por amistad personal con un familiar del alcalde más no por razones ideológicas.

Se desempeñó con gran eficacia en una difícil labor, incluso con su vida en peligro. Hoy, por petición del mismo alcalde Eder, se quedó pero en otro cargo donde se pierden su capacidad y su intrínseco deseo de ayudarle a Cali a recuperar su importancia. Además, es vallecaucano.

Igualmente, Juanita Cataño, luchadora febril por recuperar a Cali.
Los caleños queremos que al alcalde Eder le vaya súper bien, porque ello significa que Cali recuperaría valores perdidos.

Estamos seguros que sí, pero para ello requiere del Concejo, de los empresarios, de la comunidad en general y, de tener a su lado gente que le ponga amor a su labor en beneficio de una ciudad que requiere primeros auxilios.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar