Rosa María Agudelo

Proteger las empresas

Rosa María Agudelo

Alarmante el balance de Cartón Colombia sobre la situación de sus fincas en Cajibío, Cauca. Desde el 27 de julio, más de 10 fincas forestales han sido invadidas por indígenas Misak y campesinos.

La empresa reportó la tala de 43 hectáreas de árboles, la quema de 5 hectáreas de bosque natural, la destrucción de dos estudios de investigación. Además del bloqueo de vías, que impide sacar sus productos al mercado y la movilidad de los habitantes de la zona.

En su comunicado, la empresa informa que lleva un mes pidiendo la intervención de las autoridades sin resultados y denunciando el recrudecimiento de los hechos violentos contra la propiedad privada. ¿Hasta cuándo dejamos avanzar esta problemática? Las invasiones de tierras en el Cauca son de vieja data y, sin duda, han contribuido al empobrecimiento sistemático del departamento.

Quienes las hemos vivido de cerca sabemos que, tras una invasión, tierras productivas que generaban empleo y progreso quedan reducidas a nada. Incluso, los invasores muchas veces las abandonan después de devastar lo encontrado. Duele leer el boletín de prensa de Cartón Colombia. Las invasiones ponen en peligro 180 empleos directos en Cajibio, amenazan la continuidad de la inversión social y económica que la entidad ha realizado por más de 52 años y que beneficia a 2.000 familias.

Duele la apatía de la sociedad frente a este problema, ¿Cómo es posible que todo un municipio no se movilice para defender la permanencia de una empresa en su territorio? Los colombianos tenemos que reflexionar sobre el papel de las empresas y asumir una posición rotunda en su defensa. ¿Cómo luchamos contra el desempleo y la pobreza sin empresas?

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar