Los zapatos de Duque

Hugo E. Gamboa Cabrera

Los zapatos de Petro -Ferragamo- son carísimos, bonitos y se sienten como un guante en los pies. Los de Duque parecen ser Cicodec, pesados, fuera de circulación, con suela gruesa y cansona.

Por eso, el primero es oportunista, se mueve como un ocelote y tiene más para ganar que para perder, aun cuando de acuerdo a sus últimas actuaciones, ha perdido casi todo su capital político.

Ya la gente lo ve como un elemento que provoca el odio y la desesperanza, mientras que al segundo, sus zapatos no le permiten moverse ágil y adecuadamente.

Por eso, el país lo percibe como un elemento lento, al que la patria se le diluye como el agua entre las manos.

Creo que debe estar pensando en una Constituyente en razón a que por todos lados lo están torpedeando para que no gobierne bien. Boliburgueses e izquierdistas lo quieren ver derrotado.

Es inexplicable que mientras exmandatarios como la señora Kirchner, Ollanta Humana, Toledo, Martinelli, Lula, Temer, estén siendo investigados unos y condenados otros, en Colombia no pase nada.

El “señor” Ernesto Samper dijo que a Duque había que hacerlE un juicio político por aquello de las objeciones, pero se le olvidó que es a él a quién se le debe revisar su caso, una vergüenza para la democracia en el mundo, donde se compraron conciencias de congresistas corruptos para que no se le condenara.

Y el señor Santos también debe ser investigado, tal vez por cosas peores que las de Samper.

Ambos alteraron la concordia del país, en aras de un poder ilegítimo y de bolsillos repletos.

Comments

Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar