Los recursos públicos son sagrados

Hace tres meses, la administración municipal canceló el contrato que privatizó el recaudo de impuesto en la ciudad de Cali, decisión que aplaudimos necesaria y valiente en ese momento. Hoy celebramos que desde ayer, la Alcaldía retomó finalmente el recaudo de los impuestos.

La decisión de ceder el recaudo de impuestos a un privado lesionó gravemente la ciudad (recordemos que la ciudad es la gente).

Este \»contrato\» violó, en primer lugar, el principio que dice: \»no hay impuestos sin representación\», hace que los recursos públicos dejen de ser sagrados y permite que los intereses de un particular sean más importantes que los de todos los caleños.

En consecuencia se le entregó una función exclusivamente pública a un privado, por eso el contrato tenía un objeto ilegal. El contrato de Si Cali también atropellaba el derecho a la intimidad y la confidencialidad de la información tributaria de cada uno de los ciudadanos, al darle a un privado datos sobre nuestras propiedades y negocios. Este contrato resultó lesivo, pues no mejoró la gestión tributaria.

Nuestra ciudad pasó de ser en el año 2008 la tercera ciudad en términos tributarios del país a ser hoy la sexta. Del año 2008 al 2010 solo creció en un 1,74%, mientras una ciudad como Barranquilla creció 13,76% en este mismo periodo. Pasamos de recaudar 44 pesos por cada peso gastado en gestión tributaria en el 2003 cuando el recaudo era público, a 29 pesos en el modelo privado. La ciudad se gastó $94.041 millones en Si Cali.

Bienvenida la soberanía fiscal, enhorabuena que la administración municipal retome el control de los impuestos y con ello garantice mayores ingresos para hacer inversión, para garantizar una ciudad para la vida.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar