Armar no es el camino

La inversión pública

Mario Germán Fernández De Soto

Nada más importante en esta hora para el país que la inversión de recursos públicos que permitan dinamizar la economía. Es vital para la reactivación social y económica de los colombianos que los gobiernos tanto nacional, como distritales, departamentales y municipales inviertan sus recursos de manera adecuada y asertiva para impulsar el desarrollo sostenible y sobre todo que contribuya a la generación de ingresos productivos para una ciudadanía expectante de soluciones ante la difícil situación por la que atravesamos.

Por ello, la anunciada cifra del Presupuesto Nacional de 350.4 billones en la que 69.7 de ellos son dedicados a la inversión deben destinarse a incentivar las estrategias de crecimiento económico que movilicen a los sectores social y productivo. Ante una crisis de grandes proporciones como la actual, es necesario atender las causas estructurales de la pobreza y la desigualdad con recursos públicos que privilegien los planes y programas dirigidos a la población vulnerable, al mismo tiempo que para apalancar el empleo como motor de la sociedad. Creo que la mejor forma de hacerlo es invirtiendo en actividades que faciliten ingresos a la población, fortaleciendo el tejido empresarial del país. Este es el tiempo para que los sectores público y privado unidos en torno de los grandes propósitos de la infraestructura y el fomento de los programas sociales exitosos en pandemia, avancen en nuevos modelos como la producción de vacunas para combatir el covid, el desarrollo de las tecnologías 4.0, la gestión de proyectos medioambientales que mitiguen los efectos del cambio climático; factores decisivos para combatir los males que siguen siendo una gran amenaza para la humanidad entera, los que son menester superar para garantizar la prosperidad de todos.

Es desde la aplicación eficiente y transparente de los recursos públicos y la disposición del Estado para propiciar la inversión privada como se hace posible la sinergia del desarrollo sostenible que permita la promoción social, la generación del empleo y la productividad . Corresponde al Estado convertirse en el gran promotor del fomento social y económico y al sector privado impulsar el desarrollo productivo con innovación y tecnologías de punta.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar