Rosa María Agudelo

En torno a… La deserción escolar y el estallido social

Rosa María Agudelo

Según las cifras entregadas por Cali cómo vamos, actualmente hay 74.000 jóvenes en edad escolar por fuera del sistema. Yo le estaba adjudicando la razón a la pandemia. Sin embargo, el problema viene de más atrás, no es coyuntural. Hablando con rectores de distintos colegios de Cali, me contaron que la deserción empezó en el 2015 a raíz del decreto 1851 mediante el cual, buscando mejorar la calidad educativa, el gobierno nacional endureció las condiciones para que las entidades contrataran ampliación de cobertura. El gobierno pretendía trasladar a los muchachos de su colegio de “barrio” a entidades con una mejor infraestructura y personal. Lo que no contaban era que los jóvenes no iban a salir de su entorno o que las dificultades de transporte los llevaran a salirse del colegio. El primer año de la medida la deserción fue de 40.000 estudiantes y ha ido en aumento. Me pregunto, ¿Cuántos jóvenes tenemos hoy cercanos a los 20 años sin haber terminado el bachillerato? ¿200.000? Si el panorama para estos jóvenes es desolador, condenados a la informalidad y al rebusque, para la ciudad es peor. Lo grave es que esa misma condición se dio en todo el país pues la exigencia fue nacional. No hemos terminado de entender el estallido social y el papel de los jóvenes en el paro. Algunos también se lo adjudican al encierro durante la pandemia, una explicación superficial. Es fundamental analizar la deserción escolar, saber las cifras y emprender medidas correctivas para evitar un futuro más desolador que nuestro ya difícil presente. Los adultos jóvenes desescolarizados requieren un modelo educativo diferente que les permita solventar sus gastos mientras asisten a las aulas.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar