El futuro de Colombia

Rosa María Agudelo Ayerbe

Llevo 30 años ejerciendo el periodismo y nunca había visto tan incierto el futuro de nuestro país. Incluso en la profunda crisis económica del 98 o en las peores épocas del conflicto armado veía las salidas más claras, posiblemente porque siempre vi una sociedad unida en pos de la construcción de las soluciones.

Igualmente porque no teníamos tantos problemas de tal gravedad convergiendo en un mismo periodo. Hoy tenemos la pandemia, la crisis económica, la fractura social y la violencia simultáneamente. Tampoco recuerdo épocas en que hayan sido tan destructivos los lenguajes de quienes se manifiestan en contra del Gobierno ni en los que la polarización haya alcanzado estos niveles.

Lo que más me hace dudar del futuro es la actitud que los colombianos del “común” estamos asumiendo, parecemos adolescentes irresponsables que actuamos basados en sentimientos y pasiones. Incapaces de tomar decisiones racionales. La pandemia es un buen ejemplo de ello. En nuestras manos está contener el virus con actos tan sencillos como usar el tapabocas y conservar la distancia.

Sin embargo, salimos a la calle como locos. Ni qué decir de la manera en que se adelantan las protestas sociales. El vandalismo y la destrucción de bienes públicos son la constante. En ese orden de ideas, a nadie parece importarle las consecuencias que estos actos tienen en la economía estropeada.

Todos queremos una sociedad diferente, con mayores beneficios para todos, pero parece que no entendemos de donde provienen los recursos que para ello se necesitan. Todos miramos al Gobierno, al Estado, pensando que es un rey Midas que puede producir oro de la nada. ¿En realidad creemos que destruir el aparato productivo no tendrá consecuencias en el corto plazo?

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar