enero 09, 2019

Maduro ha generado una crisis migratoria sin antecedentes

Maduro

Nicolás Maduro asume hoy su segundo mandato al frente de Venezuela. La crisis política, económica y el rechazo internacional rondan su investidura.

Maduro apareció en el panorama en el 2006 como Ministro de Relaciones Internacionales de Hugo Chávez y tras su muerte asumió la presidencia en el 2013.

Maduro recibió el país en dificultades pero durante su mandato se han profundizado.

En el 2013 Venezuela tenía una inflación del 21% y hoy llega al 10’000.000%. La escasez de alimentos y de medicamentos marcan el día a día de los venezolanos.

En estas condiciones, Maduro también ha generado una crisis migratoria sin antecedentes. Desde el 2015 y al finalizar el 2019 habrá salido del país cerca de 6 millones de venezolanos.

¿Hasta cuándo logrará sostenerse en el poder? Algunos afirman que sus días están contados.

Su nuevo gobierno no es reconocido internacionalmente y muchos países, incluyendo los del grupo de Lima al cual pertenece Colombia, Estados Unidos y la Unión Europea, han anunciado nuevas sanciones para su régimen.

Al interior, el cerco a Maduro también se ha cerrado. A pesar de la inefectividad de la oposición, las disidencias chavistas han contribuido al debilitamiento del dictador venezolano.

Sin embargo, los militares se mantienen a su lado y cuenta con el apoyo de Rusia y China lo que todavía hace viable su permanencia.

En ese panorama, la situación para nuestro país es difícil. Por un lado, afronta el reto de sortear la llegada masiva de venezolanos y por otro manejar las relaciones internacionales sin generar un conflicto fronterizo armado.

Colombia tiene suficientes problemas internos y atender ese frente puede conducir a desatenderlos.

Todos los flancos que representa para nosotros la crisis en Venezuela exigen de nuestro gobierno una gran capacidad de planeación, recursos fiscales, educación antixenofóbica e inteligencia especial.