enero 11, 2019

Santos tendría 350 millones de dólares vinculados a Instituto de Obras

¿Libre de Pecado?

La corrupción, el principal cáncer de los países

Ha pasado desapercibida la denuncia según la cual el expresidente Juan Manuel Santos tendría una millonaria cuenta bancaria en el Estado Vaticano.

Según los denunciantes, el mandatario tendría 350 millones de dólares vinculados al Instituto de Obras para la Región.

La entidad en la que estarían los recursos ha estado bajo investigación por posible lavado de activos desde el 2010 y en el caso han sido mencionados otros presidentes como Cristina Fernández, Lula Da Silva, Evo Morales, Rafael Correa, Raúl Castro, Daniel Ortega y Nicolás Maduro.

Esta reciente información es grave desde todo punto de vista. De ser cierta, tiene implicaciones tributarias y penales sin precedentes.

De ser falsa, se convierte en otro factor de polarización en nuestra ya fragmentada sociedad.

La reflexión adicional que se debe hacer con esta historia es la necesidad de seguir los dineros de todos los funcionarios que manejan recursos públicos.

En todo el planeta, la corrupción es un cáncer que está corroyendo a los Estados y empobreciendo a los ciudadanos por cuenta de quienes desangran las arcas de las naciones.

No tener claridad sobre la situación financiera de los funcionarios y sus allegados dificulta en nuestro país investigar presuntos enriquecimientos ilícitos.

La situación se agrava si tampoco se puede hacer una trazabilidad de los dineros lo que facilita la acción de los corruptos que encuentran refugio en paraísos fiscales y en entidades a las que poco les interesa el origen de los mismos.

Colombia tiene una vasta experiencia en esta materia gracias a su lucha contra el narcotráfico en la que “perseguir” las fortunas fue un factor clave para desmantelar los grandes carteles.

Sin duda, es hora de que el país tome medidas financieras y de control bancario para luchar contra el enriquecimiento ilícito producto de la corrupción.