diciembre 04, 2018

La Defensoría del Pueblo puede entutelar por la salud

Jaime Sierra

La Defensoría del Pueblo hace parte del Ministerio Público en la estructura del Estado Colombiano y tiene como mandato la promoción, la defensa y la divulgación de los derechos humanos; se encuentra bajo la suprema dirección de la Procuraduría General de la Nación. La vida y la salud en condiciones dignas son derechos fundamentales, gravitando siempre en la dimensión de los derechos humanos, en virtud de lo cual, la Defensoría del Pueblo tiene competencia especial para interceder por las personas a quienes les violen sus derechos en los servicios de salud.

Todos las personas que habiten el territorio nacional pueden acudir a la Defensoría del Pueblo para que haga valer sus derechos, pues así lo determina el Artículo 46 del Decreto 2591 de 1991 -reglamentario de la acción de tutela- al consagrar su legitimación para interponer acción de tutela en nombre de cualquier persona que se lo solicite o que esté en situación de desamparo e indefensión; en tal sentido, tienen plena competencia para instaurar acción de tutela por los pacientes a quienes les nieguen los medicamentos, exámenes, procedimientos o tratamientos clínicos, etc.

Es una obligación de la Defensoría del Pueblo interceder por los enfermos a quienes les estén vulnerando sus derechos; a su vez, la Defensoría puede delegar en las Personerías Municipales para interponer acciones de tutela o representarlo en las que éste interponga directamente.

En consecuencia, tanto la Defensoría del Pueblo como las Personerías Municipales tienen facultad para proponer los incidentes de desacato, cuando el destinatario de una sentencia de tutela no cumple con lo ordenado por los jueces constitucionales.