septiembre 12, 2018

Escritor vallecaucano lanza nuevo libro

Gardeazábal: cuando la imaginación reescribe la historia

Por Mauricio Ríos Giraldo

A alguien que fue capaz de reescribir el evangelio no le debe quedar difícil reescribir la historia.

Gustavo Álvarez Gardeazábal, que, en El resucitado, una de sus obras más recientes, narró cómo Jesús no murió en la cruz sino que tomó mandrágora para inducir un estado cataléptico y fingir su muerte y resurrección, narra ahora en su nuevo libro, Las guerras de Tuluá, cómo el primer grito de independencia que se dio en Colombia no ocurrió en Cali ni en Bogotá ni tampoco en Cartagena, sino en su pueblo, pero como fue una rebelión protagonizada por negros y mestizos, no trascendió porque la historia de este país la escriben los blancos.

¿Fue cierto esto o es producto de la imaginación del escritor? Esa pregunta acompañará a todo el que lea los veinte relatos que componen Las guerras de Tuluá, un libro en el que cuesta distinguir entre la realidad y la ficción, como en todas las obras de Gardeazábal.

El libro demuestra un gran trabajo investigativo en el que los apartes de la historia que no fueron documentados ni sobrevivieron al tiempo por tradición oral son suplidos por la imaginación del autor, que trata de explicar los orígenes de una violencia incrustada en Tuluá desde que se tiene registro.

Aunque cada relato es independiente, el uno lleva al otro concatenado por la violencia, y así pasa de las guerras entre blancos e indios a las guerras políticas hasta llegar a las guerras entre narcos, sin dejar de lado la que se armó cuando un acaudalado hombre de voraz apetito sexual, acostumbrado a acostarse con la mujer que le diera la gana y en la forma que le diera la gana, mató a cuchilladas a la única del pueblo que se le resistió.

Indios guerreros rezados, protegidos por algún ser o alguna energía, un tatuaje que impide que las balas perforen el pecho de un condenado al paredón y otros relatos con sabor a leyenda se alternan con otros que saben a crónica, como La primera masacre, en el que Gardeazábal narra con detalle la forma en la que miembros del Ejército mataron a nueve hombres inocentes, víctimas de un montaje, delante de sus mujeres y sus hijos.

Así, de una historia a otra, el libro lleva al lector de un estadio a otro, de la indignación al pesar, de la rabia al dolor y del lamento a la celebración, porque no siempre, aunque sí en la mayoría de los casos, las víctimas de estas guerras son inocentes.

Aunque los personajes, las calles y los documentos en los que se inspiró Gardeazábal para escribir este libro son todos de Tuluá, es claro que a través de la historia violenta de su pueblo, el autor repasa la historia de Colombia, que al igual que la de su tierra natal tiene a la violencia como hilo conductor y tiene tantos episodios llenos de brutalidad que a quienes no los vivieron les cuesta creerlos, pues parecen salidos del ingenio de un escritor… Y es que adentrarse en la historia puede estimular tanto la imaginación, que al final la imaginación puede reescribir la historia.

Lanzamiento
El libro Las guerras de Tuluá, que ya está a la venta, será presentado oficialmente este sábado 15 de septiembre en el marco de la Fiesta del libro de Medellín, a las 3:30 p.m., en el Salón Restrepo del Jardín Botánico de la capital antioqueña, con un conversatorio entre Gustavo Álvarez Gardeazábal y el periodista John Saldarriaga.