noviembre 05, 2018

Negocios se aprovechan de las necesidades de los venezolanos

Cuidado con la explotación

venezolanos cali

Hay que vigilar la forma en la que los venezolanos son vinculados a puestos de trabajo.

Es cada día más común encontrar venezolanos que atienden en restaurantes, panaderías, cafés, almacenes y demás establecimientos comerciales en las principales ciudades de Colombia, entre ellas Cali.

La presencia de ciudadanos del vecino país que trabajan en territorio colombiano lleva inevitablemente a preguntar por sus condiciones laborales, ¿quienes los contratan cumplen con los requisitos de ley? Este interrogante surge ante crecientes versiones que hablan de negocios en los que, aprovechando las necesidades de los venezolanos, los enganchan a mitad precio y sin seguridad social, lo que representa un gran ahorro para personas inescrupulosas.

Esta explotación laboral, además de vulnerar los derechos de los venezolanos, atenta contra los derechos de colombianos que son desplazados de sus puestos de trabajo para ser reemplazados por mano de obra más barata.

¿Qué están haciendo las autoridades, en especial el Ministerio de Trabajo, para evitar que esta práctica se propague? Al ocupar a un venezolano a quien se le pagan diez mil pesos por día no se le ayuda, se le explota.

Otra razón fundamental por la que las autoridades deben intervenir es porque esta práctica puede estimular la xenofobia hacia los venezolanos, pues muchos colombianos sentirán que los migrantes les están arrebatando las oportunidades laborales.

Los venezolanos que ingresen de manera legal a nuestro territorio tienen derecho a emplearse, claro, al igual que los colombianos que buscan oportunidades en otros países, pero no pueden tener un trato diferencial ni a favor ni en contra.

La crisis migratoria tiene muchas aristas y su manejo integral. Así como se requieren medidas para que la permanencia de los venezolanos en Colombia sea lo más amable posible, se requieren otras para garantizar que no será en detrimento de los colombianos.