Cali, octubre 18 de 2019. Actualizado:

TEMAS DESTACADOS:

Plan de desarrollo del Valle, definido en el modelo de la paz

“Nos vamos a desembarazar de un sapo más grande, el de la guerra”

Fabio Cardozo fue militante del M19 y tras el proceso de paz de 1989 y su reintegro a la vida civil ha dedicado gran parte de su vida al trabajo por la paz.

Ha liderado procesos de retorno de población desplazada a partir de acuerdos humanitarios posibilitando que más de 12.000 personas regresaran a su lugar de origen, consiguió la libertad de personas secuestradas, lidero la creación del Consejo Departamental de Paz y creó el Observatorio para la Paz del Valle del Cauca.

Entre otras publicaciones entregó el Atlas del conflicto y el desplazamiento y hoy en día es el Alto Consejero para la Paz en el departamento. El Diario Occidente lo consultó por ser una autoridad en el tema sobre lo que viene con el acuerdo de paz:

¿Qué viene después de la firma?
La implementación del acuerdo y no es un trabajo sólo del Gobierno central sino que  tenemos que emprender cada uno  de los gobiernos del orden territorial con los recursos que tengamos y eso se facilita en la medida de que los planes de desarrollo se hayan percibido desde una perspectiva de paz.

¿Cómo construir un modelo de paz nacional?
Su concepción se da desde el tema rural, político, en la participación y todo lo concerniente a los temas de justicia alternativa, que es un proceso distinto de justicia. Estas además lo inherente al tema de una reintegración, que debe estar provista de garantías para quienes pidieron hacer parte de la vida social económica, cultural  y política del país, porque esos guerrilleros van a llegar a las regiones y nosotros tenemos que construir diferencias en la política de la reintegración.

¿Y en cuánto al tema de drogas?
Debemos empezar el proceso de sustitución de cultivos, logrando que sea un plan atractivo para nuestros campesinos  ya que no va a ser fácil dejar de sembrar coca que tiene unos réditos económicos a reemplazarlo por  plátano que los beneficios serán otros.

Hablar de sustitución de cultivos  implica hablar también de subsidios y entender un proceso de fortalecimiento de la política rural que debe ser integral, de repoblamiento del campo, hoy las condiciones están dadas para adelantar procesos de retorno, las Farc es el grupo más importante que tiene asiento en la región y de-jará de ser una amenaza para el campo.

Para eso deben tener unas políticas de líneas de crédito, de asistencia y de acompañamiento al desarrollo rural.

¿Qué obligaciones traen los acuerdos?
La revisión de los acuerdos genera a los gobernantes una serie de obligaciones, además de adelantar un proceso de pedagogía porque como hay una baja lecturabilidad en Colombia nos toca a nosotros hacer campaña pedagógica para explicar los elementos más importantes para que la gente tome una decisión con libertad, responsable y que ojalá acompañen y respalden el acuerdo.

¿Qué apreciación tiene usted del acuerdo?
Los acuerdos van más  allá  de un paquete de ayudas para las Farc que es lo que se ha querido vender. Son  unas políticas que van a mejorar el campo colombiano y la participación, que le van a otorgar mayores beneficios a las víctimas y que  en términos generales van a fortalecer la democracia colombiana.

¿Cómo aterrizar la paz en el Valle?
En términos específicos en el Plan de desarrollo tenemos  definido un modelo de paz. Uno de los tres pilares que contempla es la paz territorial y eso va a significar una serie de obligaciones. En el caso  nuestro va desde la definición de una apuesta de infraestructura vial terciaria para los gestores rurales del departamento hasta unas políticas específicas para las víctimas del Valle.

Esto acompañado  de un gran esfuerzo nuestro para instalar una cultura de paz con programas específicos. En general todas las unidades operativas del Gobierno tienen políticas que alimentan ese pilar de paz.

¿Cuál es la invitación para consolidar el tema?
El gobierno, el sector privado, la academia y las diferentes instituciones convocarán a la ciudadanía para que reconstruyamos el país, y no es que el país este destruído sino que es importante que aprovechemos y potenciemos posibilidades que no eran posibles en medio de la guerra. Por ejemplo el Valle del Cauca tiene vocaciones importantes en el turismo y desarrollos productivos con una mayor optimización del campo, lo que no ha sido posible por la guerra.

La guerra misma ha hecho que la democracia colombiana sea estrecha pero los acuerdos prevén un universo que va a cambiar la perspectiva colombiana y regional.

¿Cuál será el papel de los jóvenes?
En esta etapa van a cobrar mucha importancia los jóvenes, serán generaciones que podrán construir una agenda desprovista de la agenda obligatoria de la guerra a la paz. Ellos podrán hoy pensar como mejorar la educación, la salud, como mejorar Colombia en su conjunto, mientras que generaciones como la nuestra  siempre tuvimos que trabajar para lo que conllevaba la guerra.

¿Se impactarán las ciudades?
Se va a impactar positivamente la seguridad urbana porque va a haber mayores recursos y más atención.

¿Nos tendremos que tragar muchos sapos con este acuerdo?
Yo diría que no nos tenemos que tragar muchos sapos sino que nos vamos a desembarazar de un sapo más grande que nos ha tocado tragarnos y es el de la guerra y cualquier  acuerdo que se construya en el marco de un conflicto de medio siglo  es algo posible.

Comments

Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar


Suscríbete a nuestro boletín de noticias, ¡Es gratuito!


“Ayuda a tus semejantes a levantar su carga, pero no te consideres obligado a llevársela.”
Pitágoras de Samos, filósofo y matemático griego
PUBLICIDAD
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2019. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: