Cali, agosto 16 de 2022. Actualizado: martes, agosto 16, 2022 00:41

TEMAS DESTACADOS:

El Instituto Nacional de Salud reveló la situación en el país

En Colombia la viruela símica está concentrada en una población particular, vea en cuál

En este momento, en Colombia hay una epidemia concentrada de viruela símica en una población particular, así lo alertó la directora general del Instituto Nacional de Salud (INS), Martha Lucía Ospina, durante una intervención el Puesto de Mando Unificado.

La Directora General también explicó cuál es la situación de la viruela del mono en el país y las probabilidades para Colombia con las cifras que se tienen.

Hasta la semana pasada, el país tenía confirmado 43 casos de viruela símica por laboratorio, 116 casos que requirieron muestra porque reunían o cumplían los requisitos para definición de caso. De ese total de casos que llegaron para ser analizados en laboratorio, 43 resultaron positivos y 46 fueron descartados.

Además, de los 116 que requirieron muestra, hubo muchos más y se recibieron 250 alertas, pero al revisar la cifra, muchos de los casos no cumplían la condición de caso o se trataba de otra enfermedad.

Respecto al análisis de las cifras y lo que están indicando, la funcionaria dijo que “tenemos aún una epidemia concentrada en un grupo de población particular, porque no tenemos casos ni en mujeres, ni en niños, ni en ningún otro grupo de edad, o en ningún género distinto al masculino”, reveló Ospina.

Sin embargo, aseguró la profesional, ya tenemos un número de casos de fuente desconocida y casos en estudio, “lo cual nos llevaría probablemente a confirmar la próxima semana una transmisión autóctona aún concentrada”, agregó la Directora.

¿Esto qué quiere decir?

Concentrada quiere decir, expresó la funcionaria, que no tiene aún suficientes canales comunicantes y se espera que así se mantenga, lo que sería muy positivo. “Sin canales comunicantes al resto de la población, de modo que no se dé una transmisión comunitaria”, dijo Ospina.

La otra situación probable, es que se diera una transmisión comunitaria como la que ya hay en países como Europa, Alemania, Estados Unidos, Perú, Brasil y algunos países de Centroamérica, en ese caso, se estaría hablando de que Colombia pasaría de fase de contención a fase de mitigación.

De acuerdo con la directora del INS, “en las actuales circunstancias requerimos comunicación intensa a toda la población general y especial, de tal modo que nos agobie”.

Por esta razón, Ospina ha pedido que se insista en pedagogía sobre los síntomas y cómo reconocerlos, sobre la atención y consulta temprana a servicios de salud e información completa sobre los contactos estrechos a los equipos de salud, en el caso de personas confirmadas o que sospechan tener la enfermedad.

Cifras

Hasta el viernes de la semana pasada, la distribución de casos confirmados estaba así: Bogotá, con 33 casos; Antioquia, con 4; y Cundinamarca, Risaralda, Valle del Cauca, Tolima, La Guajira y Santander, contaba 1 caso cada uno.

Y de los 116 casos analizados hasta la semana pasada, 43 fueron confirmados y 46 eran casos descartados.

Necesidad de vacunas

Por otra parte, Jorge Alberto Cortes Luna, profesor e integrante del Grupo de Investigación en Enfermedades Infecciosas de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), explicó que la falta de vacunas y la dificultad para diagnosticar a tiempo la viruela del mono –o símica– aumenta la probabilidad de un mayor contagio en el país.

“Existen varias vacunas contra la viruela ‘natural’ que son efectivas contra la viruela del mono; estudios sugieren que la protección puede estar alrededor del 85% o más, por lo que vamos mucho más adelante que con el Covid-19”, señaló el experto.

Sin embargo, añade que el problema es que la cantidad de vacunas disponibles para las pocas compañías farmacéuticas que lo producen alrededor del mundo sigue siendo muy limitada, “eso quiere decir que la vacuna, en grandes cantidades, probablemente estará disponible en 2023, y para el caso colombiano tienen un costo elevado”, agregó Cortes Luna.

Por otro lado, al referirse al estado de la enfermedad en el mundo, dice que se está ante la posibilidad de una nueva pandemia, pues el pasado 23 de julio la Organización Mundial de la Salud (OMS) determinó que el brote de la viruela del mono debe ser considerado como una emergencia mundial de salud.

Dicha decisión ha sido esencial para que los países tomen medidas más estrictas. Por ejemplo, en Colombia, “el Gobierno debe darle el poder a la comunidad médica y a los servicios de salud para hacer el diagnóstico correcto y atender a la población afectada”.

En este momento el país cuenta con 9 laboratorios de salud pública departamentales con capacidad diagnóstica y otros 10 centros de diagnóstico ubicados en instituciones académicas como universidades.

Finalmente, el profesor consideró que “como sociedad y como gobierno debemos pensar en estrategias de salud pública con gente preparada y experta en el tema para controlar mejor este tipo de enfermedades, y además reconocer como humanos que este es un problema ecológico”.

El experto recomienda evitar el uso compartido de ropa, toallas o sábanas o cobijas contaminadas, los abrazos y besos, así como reducir el número de parejas sexuales.

Foto Pixabay

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos




PUBLICIDAD
Publicidad
Publicidad
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2022. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: