Cali, enero 25 de 2021. Actualizado: lunes, enero 25, 2021 02:02

TEMAS DESTACADOS:

El sector está rodeado de zonas verdes y recursos hídricos

Más 600 especies de aves se albergan en Altos de Santa Elena

El proyecto de vivienda Altos de Santa Elena, en la comuna 18, se entregó en 2011 para la reubicación de cientos de familias que vivían en el Jarillón, pero también se diseñó con una amplia vegetación y diferentes especies de flora y fauna, las cuales son preservadas desde hace 17 años por el Comité Ambiental de este sector.

Caminar por la zona boscosa de Altos de Santa Elena es escuchar el agua refrescante del río Meléndez, ver guatines comiendo y alimentando a sus crías o encontrar variedad de aves, más de 640, que revolotean por los árboles, como loros, pechirrojos o guacharacas; el pájaro insignia de la quebrada Indumil, un curso natural de agua que recorre los alrededores de este ecosistema.

Astrid Gutiérrez, coordinadora General del Comité Ambiental de la comuna 18, afirmó que Altos de Santa Elena se construyó hace 13 años gracias a un Conpes (Consejo Nacional de Política Económica y Social) y luego de que se comenzaran a habitar los apartamentos “se creó la Reserva Municipal de Uso Sostenible del Río Meléndez, que está enmarcada en el Sistema Municipal de Áreas Protegidas (Simap), que busca la conservación de zonas naturales importantes para los habitantes de esta zona”, dijo.

El clima en Altos de Santa Elena se percibe diferente y es que, al subir por la única calle vehicular que conduce a este barrio, a la altura de la calle 5 con carrera 94, se comienza a sentir como la brisa golpea más fuerte y se respira un aire más fresco, bondades que proporciona el vivir en medio de la naturaleza.

Para Jhon Jaiver Amaya, habitante de Altos de Santa Elena desde hace nueve años, es una delicia vivir en este sector de Cali, porque está rodeado de naturaleza y porque le apasiona mucho el tema ambiental, por eso se dedica a hacer campañas en colegios de la comuna con el apoyo de la Policía Metropolitana y con la comunidad en general, promoviendo las huertas comunitarias en las zonas verdes en las torres de los edificios.

“Nosotros aquí hacemos toda la gestión de conservación y recuperación de la reserva ambiental, adelantando orientaciones y capacitaciones a la comunidad en temas de recursos hídricos, cuidado de flora y fauna, recuperación de parques, embellecimiento de zonas verdes y siembra de huertas comunitarias”, detalló Dagoberto Angulo, miembro del Comité Ambiental de la Comuna 18.

Uso de energías limpias

Otra acción que también contribuye a la conservación del medio ambiente son los 36 paneles solares instalados en uno de los techos del Centro de Desarrollo Integral (CDI) que abastecen de electricidad a ese centro, donde se brinda atención a más de 300 niños de primera infancia, de cero a cinco años, de la Comuna 18.

Este es uno de los métodos más limpios de producción de energía, porque su principio se basa en la conversión de la captación de radiación solar y su transformación en electricidad (fotovoltaica) o en calor (térmica), convirtiéndose en un proceso similar al mecanismo básico de las plantas vegetales que generan su energía a través de la fotosíntesis.

Norberto Estrada, miembro del Comité Ambiental de la comuna 18, afirmó que “la instalación de los paneles solares fue el resultado de un trabajo adelantado con el proyecto de Ecobarrio desarrollado en Altos de Santa Elena y ha permitido que el CDI funcione amigablemente con el medio ambiente, utilizando electricidad generada de manera limpia, captada a través del astro sol”.

Danixa Muñoz, es estudiante de zootecnia, vive desde hace un año en Altos de Santa Elena y afirma que vivir en este barrio ha sido una experiencia de vida muy agradable, porque está rodeada de naturaleza y siente que con los procesos ambientales que se llevan a cabo en el barrio, se han fortalecido los vínculos familiares y comunitarios, “pienso que desde mi área de estudio puedo aportar muchas ideas, por eso me estoy vinculando a todo el trabajo comunitario del Comité Ambiental, para aportar y fortalecer ese gran trabajo que han desarrollado en la comuna 18”.

Recorrer Altos de Santa Elena es aspirar mejor oxígeno, observar la amplia vegetación que ofrece la zona boscosa del sector y disfrutar la compañía de aves y mamíferos que viven en ese ecosistema, una zona privilegiada de Cali rodeada por naturaleza y vida.

Comments

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2021. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: