mayo 16, 2018

Yerros de las encuestas

Alberto Ramos Garbiras

La excusa de los encuestadores ante las pifias y equivocaciones la tratan de sustentar diciendo que la gente decide votar en los últimos días y el Consejo Nacional Electoral no deja publicar resultados de nuevos sondeos en las dos últimas semanas.

Agregan que, muchos encuestados no expresan la verdad porque tienen el voto oculto que va ligado al voto secreto y no lo revelan para evitar retaliaciones o animadversiones.

Lo mínimo que una firma encuestadora debe cumplir con rigor es diseñar un cuestionario sin preguntas sesgadas que tienden a favorecer a alguien; disponer de un significativo tamaño de la muestra, no es posible que sigan aplicando las encuestas a 1.200 o 1.500 personas cuando el censo electoral ya está en 36 millones de ciudadanos, es decir si el universo ha crecido debe crecer la muestra.

Las encuestas, así como aciertan, también a veces incurren en errores protuberantes.

Recopilé un listado de yerros a manera de ejemplo.

En 1998 las encuestas vaticinaron que ganaría Pastrana en la primera vuelta, y ganó Horacio Serpa con el 34.61%, luego Pastrana fue el triunfador en la segunda vuelta electoral. En el año 2002 vaticinaron que habría segunda vuelta, y no hubo segunda ronda, Álvaro Uribe Vélez, arrasó con todo.

En el Perú la señora Lourdes Flórez era presentada como opcionada para competir con Ollanta Humala, pero ella perdió frente a Alan García. Colombia 2010, Mockus frente a Santos en primera vuelta, las encuestas decían empate de 35%, resultó Juan Manuel Santos con el 46% y Mockus con 21%.