diciembre 14, 2016
wilson-arias

Wilson Arias, partidario del “ni-ni”

Por Mauricio Ríos Giraldo

Al hacer su lectura de lo que está ocurriendo en el Polo Democrático Alternativo, el excongresista vallecaucano Wilson Arias se declaró identificado del “ni-ni”, la tendencia de la colectividad que no quiere nada con el expresidente Álvaro Uribe, pero tampoco con el presidente Juan Manuel Santos.

“En la coyuntura actual se pretende que haya dos colectividades o dos megatendencias -la unidad nacional del presidente Santos y el Centro Democrático del expresidente Uribe- y parece que se pretende castigar a quien no asista a esa disyuntiva”, dijo Arias.

Para el excongresista, en ese panorama, el Polo Democrático debe mantenerse como tercería.

Por eso, Wilson Arias cuestiona al sector de la colectividad que lidera la ministra de Trabajo, Clara López…

“Están haciendo todo por cooptar a la izquierda, pero hay una parte de la izquierda que se resiste”, dijo el excongresista.

Arias, aunque aclaró que no se puede generalizar, dijo que el sector denominado Polo paz -que es la coalición que encabezan Clara López e Iván Cepeda- está muy influenciada por la lógica clientelar, y que así como unos acompañan al Gobierno del presidente Juan Manuel Sanos porque respaldan el acuerdo de paz con las Farc, otros lo hacen atraídos por la mermelada.

“Abrazarse con Santos es el peor cálculo ahora, el partido debe tener candidato propio que no sea sectario y desde el partido se debe apoyar una convergencia”, dijo el excandidato a la Alcaldía de Cali por el Polo Democrático.

Wilson Arias dijo que tener vocación de poder entregando las banderas, como lo hizo Clara López, es caer en una trampa.

Las palabras de Arias muestran que las dos tendencias del Polo están cada vez más lejos la una de la otra.

  • Alejandro Vargas Ordoñez

    Se quedan en la ambiguedad y llega Uribe y se los culea. Sean pragmaticos Wilson, dejen el orgullo y la prepotencia!

  • Robynson Jesús

    La ciudadanía no sólo requiere sino que debería exigir la ‘tercería’ o convergencia hacia una opción alternativa por fuera de los carriles del santismo y el uribismo, capaz de poner en el escenario político y las instancias sociales los fundamentos hacia una transformación del actual estado lamentable de cosas.