marzo 06, 2018

Elegir un buen Congreso es fundamental

Una semana para decidir

Elegir un buen Congreso es la clave para evitar la imposición de un modelo absolutista.

Con los cierres de campaña por parte de los candidatos al Congreso de la República y de los candidatos que participarán en las consultas presidenciales, inició la llamada semana de silencio electoral, que en teoría es un espacio para que los ciudadanos, sin el ruido del proselitismo, se tomen el tiempo necesario para definir su voto a conciencia.

Ojalá esto se tradujera de la teoría a la realidad y los colombianos mayores de 18 años estuvieran todos enfocados en tan importante decisión, pero hoy la gran inquietud es si la abstención, que hace cuatro años superó el 56% en los comicios legislativos, seguirá creciendo, pues buena parte de la ciudadanía permanece apática frente a la campaña.

Además del desinterés que despierta en el grueso de los colombianos la elección de los miembros de las corporaciones públicas, la campaña presidencial eclipsó la campaña por el Congreso de la República, cuando lo cierto es que ambos procesos, aunque se realicen en momentos distintos, están directamente ligados y se les debe otorgar la misma importancia.

Elegir un buen Congreso es fundamental para garantizar el equilibrio de poderes en nuestro país, por eso es tan importante revisar las hojas de vida, las propuestas, las trayectorias y las compañías de quienes aspiran a estar en la Cámara y en el Senado, y votar pensando en mejorar el perfil del poder legislativo, para devolverle la honorabilidad y la confianza.

Además, hoy más que nunca se hace fundamental que quien llegue a la Presidencia de la República cuente con una bancada fuerte que lo apoye, pero que al mismo tiempo tenga una oposición clara, para garantizar los contrapesos necesarios que eviten la imposición de un modelo absolutista, algo que el país no puede permitir.