Junio 15, 2017

Un lavado de activos monumental

El único destino que debe tener el patrimonio de las Farc es la reparación de las víctimas.

Si el Gobierno Nacional permite que las Farc utilicen su fortuna para alguna actividad diferente a la reparación de las víctimas, estará legalizando el lavado de activos más grande de la historia, al ingresar a la legalidad un patrimonio fruto de actividades criminales que la Fiscalía General de la Nación calcula en billones de pesos.

No es una exageración del fiscal Nestor Humberto Martínez, tampoco es un invento de la oposición, es una realidad. En el decreto ley 903, expedido por el presidente Juan Manuel Santos, bajo las facultades que le otorgó el Congreso de la República, se establece que los bienes y activos de las Farc no solo serán para reparar a las víctimas, sino también para la reincorporación de la guerrilla y para el centro de pensamiento político del partido que conformará el grupo ilegal. Quiere decir lo anterior que ese decreto facultaría a las Farc para hacer política con dinero fruto de la extorsión, el secuestro, el narcotráfico, la minería ilegal y el abigeato. Plata manchada de sangre.

Afortunadamente el Fiscal levantó la voz y alertó de este despropósito, frente al cual los partidos de la unidad nacional han guardado un silencio cómplice e irresponsable. Esto sirvió para que el Gobierno anunciara que ajustará el decreto. Ojalá lo haga.

A todos los bienes de las Farc se les debe aplicar extinción de dominio y el único destino que debe tener ese patrimonio ilícito es la reaparción de las víctimas. No puede ser que un Estado que lleva tres décadas persiguiendo el lavado de activos, especialmente de aquellos procedentes del narcotráfico, termine ahora propiciándolo y abriendo la puerta para que de frente se haga política con recursos de origen ilícito.

  • pericles1950

    “Como nunca antes” y siento vergüenza ajena.