marzo 18, 2017

Deportivo Cali – América, regresa el duelo entre rojos y verdes

¡Un clásico con historia!

A lo largo de 70 años de profesionalismo, han sido muchas los juegos entre los equipos Deportivo Cali y América. Pero entre tantos encuentros que se han escenificado, ninguno ha despertado la particular expectativa que suscita el encuentro de este domingo en el Monumental de Palmaseca o el Coloso de Rozo, en la llamada “Fecha de clásicos” de la Liga Águila 2017. No hay duda que esto se atribuye a que es el primer “Derby vallecaucano” después del regreso del América a primera división, y esto tiene, por supuesto, una trascendencia muy especial.

Tiene su propio encanto
¡Cinco años sin clásicos regionales en la liga!, es un tiempo demasiado largo que dejó un vacío enorme en el ambiente del fútbol en la región y, obviamente, en el corazón del hincha; pues sin la presencia de uno de los dos protagonistas, el diario vivir en lo deportivo, tanto en la ciudad como en la región, ya no era el mismo. El clásico caleño es el más antiguo del fútbol colombiano, con 308 partidos -285 con el de hoy, por la Liga-, y tiene como todos los clásicos locales, su propio encanto, unos matices emocionales que no se ven en otros encuentros, y por ello mismo, ocupan un  lugar muy especial en la vida, en la cotidianidad  de la región,  en el sentir y en el modo de ser de nuestras gentes.

Clásico con sabor a región
Todos los clásicos tienen una rivalidad histórica. En todo el mundo, en todas las regiones y grandes ciudades, se juegan clásicos. Son muchos, incontables, unos más famosos que otros. Los hay locales, regionales e internacionales. Son juegos que tienen la particularidad de cautivar la mente del hincha y del aficionado en general, que acaparan su atención, lo sustraen anímica y emocionalmente, despertando un alto grado de interés. Pero el juego clásico, sui géneris, es el clásico local, en este caso, Cali-América, porque tiene físico, el uruguayo Fernando González –quien se vinculará a fin de mes, un cuadro de profesionales experimentados, que exhiben amplio recorrido como trabajadores del fútbol. De otra parte, para nadie es un secreto que la nómina del Cali está conformada por grandes figuras, jugadores con buen pie y excelentes condiciones técnicas, que si se encuentran en su tarde podrán ofrecer un gran espectáculo. Su reto es ganar o ganar, pues un resultado adverso significaría alejarse de los ocho.

Por los lados del América está la experimentada conducción del profesor Hernán Torres, un hombre sapiente, estricto, con fama de “sangre caliente”, que le infunde a sus equipos coraje, agresividad y temperamento. Este duelo para los rojos representa un serio compromiso, como es el de enfrentar a un rival de patio en su propia casa y ante su hinchada. América hoy, pese a algunas bajas por lesión, luce una  mentalidad renovada, donde se trabaja con seriedad y a buen ritmo.

Un plantel dispuesto a refrendar su imagen y a ratificar sus bien ganados títulos, empeñado además en una filosofía de juego que se fundamenta en una buena preparación físico-atlética, velocidad y una férrea función de marca y  presión. Su reto es también ganar o ganar.

Continue leyendo nuestro especial sobre el clasico Deportivo Cali – América en la versión en PDF aquí