abril 17, 2017

Trancones, más allá del pico y placa

Es claro que la solución de fondo a los problemas de movilidad de la ciudad no está en aumentar esta restricción.

Ante el caos vial que se presenta en el sur de Cali en las horas de alto tráfico y  que sábados se hace más crítico, pues ese día no hay restricción para la circulación de vehículos, algunos residentes de la Comuna 22, desesperados por el embotellamiento, propusieron que el pico y placa se extienda a los sábados.

Esta medida, sin duda, reduciría el tráfico vehicular, lo que aliviaría un poco el trancón del sur, pero no resolvería el problema de fondo.

La solución sólo se encontrará cuando se cumplan dos requisitos: que Cali tenga un transporte público eficiente, lo que desestimularía el uso de vehículos particulares, y que la ciudad cuente con vías acordes a su tamaño.

Todas las medidas diferentes que se tomen, por bien intencionadas que sean, serán insuficientes.

El crecimiento urbano de la ciudad no se detendrá, tampoco el aumento de su parque automotor, ante estas realidades no habrá pico y placa ni aumento en el cuerpo de guardas que baste para que el tráfico fluya.

Lo preocupante es que las megaobras, que podrían ayudar a disminuir el déficit vial, no se han terminado y están desfinanciadas, y la solución a la crisis financiera del MIO no se ve cercana.

Cali tiene que pensar en soluciones innovadoras, en el impulso de transportes alternativos, ir un paso adelante en materia de movilidad, pues las dificultades para circular afectan la competitividad  de la ciudad y la calidad de vida de los caleños.