agosto 02, 2018

Toros, toros, toros

Leonardo Medina Patiño

A pocas horas de que Cali cumpliese 482 años, con la complicidad de una noche fresca y ese ambiente festivo que invita al rito taurino, en el coso de Cañaveralejo el pasado martes 24 de julio asistimos al lanzamiento de carteles para la temporada taurina 2018.

Fue una noche cargada de buenas noticias, de ánimo taurino, de un ambiente propio del arte de la tauromaquia al que acudimos cada que se nos convoca.

Aquellos que daban por terminada la temporada o que estimaron que venía de capa caída encontraron en este renacer una merma a sus impulsos, que los ven desvanecer con el enorme cartel encabezado por Alejandro Talavante, seguido de Andrés Roca Rey y Enrique Ponce.

Guachicono, Juan Bernardo Caicedo y Mondoñedo, fueron las ganaderías anunciadas esa bella noche, donde la hermosura de la mujer caleña engalanó el ambiente; donde los amigos nos reencontramos, donde “Promotoreando” -el consorcio que asumió las riendas de la plaza de toros representado por el ganadero Juan Bernardo Caicedo y el mexicano Alejandro Martínez- nos dejaron con buen augurio para este fin de año.

Hasta el momento es lo anunciado, faltan contrataciones tanto de toreros como ganaderías, pero el nivel seguramente será igual.

Realmente, este encuentro centenario del hombre con el toro es uno de los atractivos turísticos para quienes visitan la ciudad a fin de año.

Estamos amparados legalmente, queremos la fiesta como un patrimonio cultural y por eso la protegeremos asistiendo a las 4 corridas, el festival y la novillada que se han programado del 26 al 31 de diciembre.