mayo 12, 2018

Cada hora dos niños son víctimas de este flagelo en el país

Todos contra el abuso infantil

¿Este flagelo demuestra que estamos fracasando como sociedad?

A raíz de los aberrantes casos de abuso sexual a menores de edad que se han conocido en Colombia en la última semana, se divulgaron cifras que muestran la magnitud del problema: cada hora dos niños son víctimas de este flagelo en el país, al mes son más de diez mil, sin contar el subregistro de los pequeños que callan los oprobios a los que son sometidos, por temor a las amenazas de sus victimarios.

El Estado y la sociedad en general tienen que atacar este problema de manera decidida y contundente, ¿qué está pasando? Si bien hay que exigirle al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar mayor acción frente a este flagelo, pues su labor al respecto no es la mejor, esta no es una responsabilidad exclusiva de la entidad, el Estado debe actuar de manera coordinada y la ciudadanía debe participar de manera activa en esta lucha por la protección de los niños.

Hay que estimular la denuncia, y para ello es fundamental hablar abiertamente del tema, para que padres, hermanos, vecinos y profesores aprendan claves para identificar cuándo un menor de edad está sufriendo algún tipo de abuso.

Cualquier persona que tenga una sospecha al respecto, por mínima que parezca, debe ponerla en conocimiento de las autoridades, y éstas deben actuar garantizando la confidencialidad del informante.

No hay que olvidar que en la mayoría de los casos, el victimario es una persona cercana al niño, casi siempre de su familia.

En ese propósito, es necesario también disponer de un registro público que permita la identificación de quienes son judicializados por abuso a menores de edad, esa información tiene que ser pública.

Si la sociedad no hace su máximo esfuerzo por proteger a sus niños, esos niños sufrirán traumas que los convertirán en verdugos de quienes les dan la espalda.