Cali, febrero 22 de 2019. Actualizado: viernes, febrero 22, 2019 21:30

TEMAS DESTACADOS:

Protección a especie, una prioridad

SOS por oso de anteojos

Conservar el oso andino, más conocido en nuestro hábitat como oso de anteojos ha sido un objetivo tanto de los gobiernos de América Latina como también de muchas organizaciones ambientales y la misma comunidad donde  se ha observado.

Esta especie ha sido considerada en vía de extinción como consecuencia del deterioro de su hábitat.

Por esta razón la conservación del monte andino y los paramos va muy ligada a su permanencia.

Según informaciones recientes, se estima que en la actualidad hay más de 18 mil osos de anteojos distribuidos entre Perú, Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela.

También se lo ha visto en la parte norte de Argentina y en la zona del Tapón del Darién,  entre Colombia y Panamá.

En Colombia, según investigaciones recientes puede haber una población de cuatro mil y ocho mil individuos repartidos en las cordilleras Oriental, Central y Occidental.

Características
Además de su estatura que puede medir hasta 1.90 metros y su peso que puede llegar a los 170 kilogramos, el oso de anteojos se caracteriza por su pelo negro o café y en ocasiones rojo y se diferencia de otros osos porque presenta en su rostro, alrededor de los ojos y el hocico unas manchas blancas que en ocasiones llega hasta su pecho y dan la sensación de tener anteojos.

Los peligros
Son muchos los peligros que afronta el oso de anteojos y su principal enemigo es el hombre.

La ampliación de la frontera agrícola hacia territorios que habita la especie que requiere de corredores hasta de 1.900 kilómetros cuadrados para su subsistencia, además de la cacería, son un dolor de cabeza que debe afrontar.

Como se recordará, en nuestro país ya hay ejemplos de drásticos castigos de Ley por haber matado un oso.

Es de anotar que el oso prefiere la soledad y cuando se siente invadido por humanos su territorio huye de allí y por eso su estudio ha sido tan difícil.

Sigue investigación

Desde hace algún tiempo, la CVC  con el apoyo de la Wildlife Conservation Society- WCS, ha venido desarrollando en la cordillera Occidental un diagnóstico del oso andino y sus amenazas.

Este año el trabajo lo han ampliado a la  Cordillera Central donde se está llevando a cabo el diagnóstico del estado de la especie y sus amenazas en las cuencas de los ríos Tuluá, Mora-les, Bugalagrande, La Paila, la Vieja, Desbaratado, Guachara, Amaime, Guabas, Sabaletas, El Cerrito, Gua-dalajara, y San Pedro.

A la etapa de diagnóstico le seguirán las de intervención, concertación y monitoreo.

Una vez hecho el  diagnóstico se daría paso a las etapas de concertación con las comunidades para conservar en hábitat del oso.

Publicidad

“La primera vez que me engañes, será culpa tuya; la segunda vez, la culpa será mía.”
Proverbio árabe
Diario Occidente

Una publicación diaria del Nuevo Diario Occidente S.A. Fundado el 19 de noviembre de 1961

© 1961 - 2018. NUEVO DIARIO OCCIDENTE S.A.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita del titular.

Ver mapa del sitio | Desarrollado por: