Diciembre 15, 2016

Socio problemático: las opciones

POR: JULIAN PORTILLO SALCEDO
CONSULTOR JURIDICO
EMAIL: JPORTILLO@SMSCOLOMBIA.COM.CO

Los diferentes modelos societarios vigentes dentro de nuestro ordenamiento jurídico, son  considerados como un instrumento de asociación a favor de los particulares, por medio de estos se permite de que los individuos que comparten   ideales y metas en común cuenten a su favor con mecanismos favorables para la realización de dichos fines, en atención a la voluntad contractual que se ve materializada en el momento en que se constituye cualquier tipo societario.

Ahora bien, los objetivos que en un principio se encontraron acordes a la voluntad de los constituyentes, con el paso del tiempo se pueden desfigurar o pueden cambiar o, en el peor de los casos, las actuaciones de cualquiera de los socios puede estar afectando de manera directa el funcionamiento normal de la sociedad.

Libertad contractual
En virtud de lo anterior una de las posibles alternativas, en cabeza de la sociedad o en su defecto de los socios, es excluir a aquel socio que ya no comparte los ideales de la compañía o que se ha vuelto gravoso para la misma, pero ahora bien, ¿En que situaciones procede esta figura?
Atendiendo  a la problemática antes referida, debemos tener presente que las constitución de una sociedad está supeditada a la libertad contractual de los socios,  la cual se plasma  en los estatutos sociales,  motivo por el cual dentro de este documento se pueden establecer las causales de  exclusión de alguno de los accionistas, con el fin de brindar un mayor alcance, se analizara la situación particular con las Sociedades por Acciones Simplificadas, para lo cual, en primera instancia,  se hace necesario remitirse al artículo 39 de la ley 1258 de 2008, por medio de la cual se creó este tipo societario. En el referido artículo, se indica:

Artículo 39. Exclusión de accionistas. Los estatutos podrán prever causales de exclusión de accionistas, en cuyo caso deberá cumplirse el procedimiento de reembolso previsto en los artículos 14 a 16 de la Ley 222 de 1995.

Si el reembolso implicare una reducción de capital deberá dársele cumplimiento, además, a lo previsto en el artículo 145 del Código de Comercio.

Parágrafo. Salvo que se establezca un procedimiento diferente en los estatutos, la exclusión de accionistas requerirá aprobación de la asamblea, impartida con el voto favorable de uno o varios accionistas que representen cuando menos la mitad más una de las acciones presentes en la respectiva reunión, sin contar el voto del accionista o accionistas que fueren objeto de esta medida.
Uno de los aspectos a resaltar del mencionado precepto legal, es el hecho que en dicho tipo societario, la exclusión de un socio puede estar pactada dentro de los estatutos sociales, algo totalmente lógico atendiendo a la libertad contractual con la que gozan las partes, por otro lado, es pertinente traer a colación el concepto 220206960 del 16 de Noviembre de 2016, proferido por la Superintendencia de sociedades, donde se ha sentado la siguiente postura:

“En lo que concierne a las Sociedades por Acciones Simplificadas – S.A.S., solo es permitido proceder a la exclusión de accionistas, cuando se verifiquen las causales que los estatutos sociales hubieren estipulado a ese efecto, caso en cual, deberá cumplirse con el correspondiente reembolso, en los términos previstos en los artículo 14 a 16 de la Ley 222 de 1995, a tono con el artículo 39 de la Ley 1258 de 2008”.

Exclusión

El Código de Comercio dentro de su cuerpo normativo contempla diferentes situaciones en las que puede operar la exclusión, por ejemplo, incumplimiento en la entrega del aporte es una de estas situaciones, tal como se ilustra a continuación:

Artículo 125. Cuando el aporte no se haga en la forma y época convenidas, la sociedad empleará los arbitrios de indemnización estipulados en el contrato. A falta de estipulación expresa al respecto, la sociedad podrá emplear cualquiera de los siguientes arbitrios o recursos:

1) Excluir de la sociedad al asociado incumplido; (…)

En consecuencia, como se ha podido apreciar muchas veces, el ánimo societario se puede desfigurar a medida que la persona jurídica realiza su actividad, motivo por el cual desde un inicio se deben establecer los parámetros para contrarrestar dicha situación en pro de evitar una situación más gravosa para la sociedad y los posibles conflictos que se puedan generar en curso de las operaciones comerciales.

Recuerde

En SMS Colombia, contamos con un grupo de especialistas en Derecho Comercial, dispuestos a colaborar con nuestros clientes, procurando siempre por prever los posibles impactos en las operaciones comerciales para mitigar su materialización.