Noviembre 04, 2016

Maternidad se aplaza por metas laborales y académicas

Ser mamá después de los 35, una elección de vida

La idea de que para realizarse como mujer es necesario ser madre se ha ido desplazando porque ahora muchas de ellas tienen metas académicas y laborales por cumplir antes de tener un hijo.

Así lo determinó un estudio liderado por Alba Norys Lozano, magíster en Enfermería de la Universidad Nacional de Colombia, U.N. sede Bogotá, y dirigido por Luz Mery Hernández, profesora de la Maestría en Enfermería del Área de Cuidado Materno Perinatal de la U.N.

Lozano encontró que para las mujeres dicha decisión significa una elección de vida libre, autónoma e íntegra, pues muchas prefieren profundizar en sus estudios y consolidar su estabilidad laboral antes de ser madres por primera vez.

Por su parte, la profesora Hernández advirtió que a veces ellas “se sienten regañadas cuando les preguntan por qué esperaron tanto tiempo. Nuestro papel desde la enfermería no es juzgar sino acompañar, orientar y educar”.

Las dos investigadoras entrevistaron a profundidad a nueve mujeres entre los 35 y 41 años con el fin de describir qué significaba para ellas esa primera gestación. Hallaron dos sentimientos principales: felicidad y miedo.

Ellas están muy ilusionadas por el niño que van a tener y sienten que tendrán una nueva oportunidad en la vida, una nueva etapa. Se sienten generosas y con buenas energías.

Al mismo tiempo experimentan un gran compromiso tanto con ellas mismas como con su hijo. Por eso, este es el momento en el que más que nunca necesitan del apoyo de sus familiares, allegados y profesionales de la salud.

Varios estudios que citaron las investigadoras señalan que dicho apoyo ayuda a que, por ejemplo, se reduzca la probabilidad de un parto por cesárea.

Fortaleza
Otro resultado que encontraron las académicas es que algunas primigestantes se aferran a Dios y a la religión para enfrentar dicha etapa con más fortaleza.

En cuanto a los miedos, uno de los principales se experimenta cuando la mujer piensa en el momento del parto.

Así mismo, las investigadoras encontraron que muchas informaciones con respecto al embarazo en general, y específicamente al parto, vienen de fuentes no confiables que alarman a las mujeres con experiencias pasadas.

Dato
Los resultados de esta tesis, realizada en 2012, se publicaron en la primera edición de la revista Avances en Enfermería (2016) de la U.N. en el artículo titulado “Significado de la primera gestación en mujeres mayores de 35 años”.

En el artículo científico también da cuenta de que la ciencia médica considera factores de riesgo para la gestación en edades extremas: mujeres menores de 19 años y mayores de 35.