junio 14, 2018

Esta iniciativa, motivó la visita de una delegación del gobierno francés

San Antonio a un paso de convertirse en el primer eco barrio de Suramérica

De acuerdo con Claudia María Buitrago Restrepo, directora del Departamento de Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, Dagma “un eco barrio es la unión de la comunidad para pensar e implementar acciones que coadyuven a mitigar las consecuencias del cambio climático. Hasta el momento, a parte de San Antonio, tenemos este ejercicio en el barrio El Aguacatal. Queremos replicar esta experiencia en otras áreas de Cali, en especial, en las menos favorecidas”.

Esta iniciativa, motivó la visita de una delegación del gobierno francés al barrio San Antonio para conocer a fondo el proceso que la comunidad adelanta para transformarlo en un eco barrio, de la mano de la Alcaldía de Santiago de Cali, a través del Dagma.

Reconociendo la importancia de lo realizado hasta el momento en este sector por la administración del alcalde Maurice Armitage, y como muestra del compromiso de cooperación de esta nación europea con Cali, aportará 40.000 euros para cubrir gastos de asesoría técnica.

De acuerdo con Natalia Oviedo Meza, jefe de la Oficina de Relaciones y Cooperación, adscrita a la Secretaría de Gobierno, el barrio San Antonio, está a un paso de convertirse en el primer eco barrio con la metodología francesa en Suramérica.

“La delegación de la Embajada de Francia y de la firma consultora francesa que va apoyar al Dagma en este proceso de transformar a San Antonio en eco barrio, hoy está conociendo el terreno y los trabajos que se han adelantado, para, con esa línea base, trazar el plan de trabajo a profundidad y realizar el acompañamiento durante seis meses”, explicó la funcionaria.

Para Francois Lavalette, consejero para el Desarrollo Sostenible en la Embajada de Francia en Colombia, el proyecto contará con una asesoría de expertos en la creación de eco barrios en el mundo que han contado con la metodología francesa.

“La particularidad de nuestros eco barrios es que se han fomentado con una metodología especial de veinte puntos donde se incentiva a que la gente camine, al uso de la bicicleta, a las energías limpias renovables, a la gestión responsable de los residuos sólidos, todo para que sea amigable con el medio ambiente”, sostuvo el miembro consular.

Los habitantes del barrio San Antonio están trabajando en una gran transformación para convertirse en eco barrio, pues ya cuentan con la implementación de 80 huertas urbanas caseras y comunitarias, 30 composteras para que las familias realicen diferentes abonos, se está trabajando en el aprovechamiento de aguas lluvias, se ha instalado en la Institución Educativa Santa Librada, sede Carlos A. Sardi, panales solares y se han cambiado a iluminación tipo LED, entre otras iniciativas.

Para Humberto Scafidi, habitante del barrio San Antonio, el apoyo del gobierno francés es muy importante ya que esta es una experiencia maravillosa que ellos han venido soñando desde hace mucho tiempo.