enero 10, 2018

Roy haría oposición si el uribismo gana

Por Mauricio Ríos Giraldo

En los mentideros políticos dicen que el senador Roy Barreras dejará de ser santista el 7 de agosto, cuando termine el periodo del presidente Juan Manuel Santos, y que volvería a ser uribista si el próximo presidente de la República es del Centro Democrático…

En diálogo con Graffiti, Barreras descalificó las dos suposiciones, dijo que seguirá acompañando a Santos y que si el uribismo gana, él hará oposición.

“Con Santos, hasta que cumpla 90 años, porque Santos paró la guerra, salvó vidas y eso para mi es suficiente para acompañarlo”, dijo el Senador del Partido de la U.

“No soy del talante de los oportunistas como Vargas Lleras o como los senadores conservadores, que después de amamantarse durante siete años, ahora no les gusta la vaca, son las ratas saltando del barco”, agregó el Congresista.

Sobre la posibilidad de que vuelva a ser uribista si el Centro Democrático gana la Presidencia, Roy Bareras afirmó lo siguiente:

“Tendrían el más firme opositor, las democracias necesitan oposición fuerte”.

* * *

Edwin Ramírez, candidato a la Cámara de Representantes por el Centro Democrático, anunció que tendrá como única fórmula al Senado de la República al exalcalde bugueño Jhon Harold Suárez.

Aunque otros candidatos a la Cámara por el uribismo son cercanos a Suárez e incluso han hablado de posibles alianzas con él, Ramírez es el único que hasta ahora lo ha hecho público.

“Tomé la decisión de jugármela con John Harold, él es el único candidato al Senado que apoyaré”, dijo Edwin Ramírez en diálogo con Graffiti.

La cosa va tan en serio, que Ramírez incluyó a Suárez en sus piezas publicitarias. En las vallas que el expresidente de Grecocentro empezó a instalar en Cali y varios puntos del Valle del Cauca, aparece junto al exalcalde de Buga.

* * *

A propósito de Jhon Harold Suárez, mañana el candidato al Senado realizará un circuito por varios municipios del Valle del Cauca en compañía de candidatos a la Cámara por el Centro Democrático.

La actividad iniciará muy temprano en Buga, continuará en San Pedro, luego en Tuluá y culminará en Cartago. En cada municipio habrá un encuentro con la prensa local y un recorrido.

En Buga, será en el Hotel Guadalajara, a las 8:00 A.M.; en Tuluá, a la 1:00 P.M. en el Hotel Juan María, y en Cartago, a las 6:00 P.M., en el Hotel Don Gregorio.

* * *

En un par de semanas se reintegrará a su actividad política el exdiputado conservador Emilio Merino, quien tuvo problemas de salud durante el fin de año.

El 28 de diciembre el expresidente de la Asamblea del Valle del Cauca fue operado de cálculos en la vesícula, un procedimiento sencillo que se complicó debido a una hemorragia interna, por lo que tuvo que recibir el año nuevo en el Centro Médico Imbanaco, donde estuvo hospitalizado hasta el 3 de enero.

En diálogo con Graffiti, Merino dijo que su proceso de recuperación avanza satisfactoriamente y que espera retomar su agenda política lo antes posible.

Como se recordará, Emilio Merino respalda al exdiputado Mario Germán Fernández para la Cámara de Representantes y al congresista Heriberto Sanabaria para el Senado de la República, y desde que empezó la campaña se ha dedicado a impulsar a ambos candidatos por el Valle del Cauca.

* * *

Mucho se ha hablado sobre las expectativas de crecimiento de la lista del Partido Liberal a la Cámara de Representantes por el Valle del Cauca; unos y otros dicen que la colectividad roja, que tiene tres curules por esta circunscripción, subiría a cuatro y algunos hasta hablan de cinco representantes…

Sin embargo, contradiciendo todos los pronósticos favorables a los rojos, un estudioso de las matemáticas electorales aseguró a Graffiti que los liberales volverán a quedar con tres curules…

Para llegar a la cuarta curul, el Partido Liberal necesita acercarse a los 240 mil votos, y hace cuatro años sacó 169 mil, es decir que necesita 71 votos adicionales para cumplir esa meta…

Si bien la lista tiene ocho candidatos que son considerados fuertes, se calcula que entre los ocho suman más o menos 160 mil votos; si esto es así y los votos solo por la lista vuelven a ser 15 mil y los candidatos de relleno suman otros 15 -al igual que hace cuatro años-, la votación por la plancha roja llegaría a 190 mil votos; es decir que crecería, pero no le alcanzaría para las cuatro curules.

Cierta esta cuenta o ciertas las cuentas que dicen que subirán a cuatro o a cinco curules, es mejor que los candidatos liberales no se confíen y redoblen esfuerzos.