marzo 09, 2017

Funciones del revisor fiscal

Revisoría Fiscal: ¿Independencia o dependencia?

El Gobierno Nacional a través del Ministerio de Industria y Turismo, ha dado a conocer un “Borrador” de las enmiendas que se pretenden realizar para reglamentar los artículos 207 y 208 del Código de Comercio, el artículo 27 de la Ley 1762 de 2015 y el Decreto Único Reglamentario del Sector Comercio 1074 de 2015, todas ellas relacionadas con la revisoría fiscal.

Las Funciones del Revisor Fiscal

El proyecto de decreto, pretende reglamentar las funciones del revisor fiscal y el contenido de su informe, en cuanto a que este, debe presentar dentro de los tres meses siguientes a su posesión, el plan de trabajo anual para que el mismo sea objeto de discusión y aprobación por el máxima órgano societario o quien haga las veces, el que debió haber sido socializado previamente con el gobierno corporativo de la Entidad, desconociendo la independencia que debe haber entre el auditor y el auditado, dado que su trabajo debe realizarse en función de las Normas Internacionales de Auditoría (NIA), las cuales incluyen normas que obliga a los auditores de información financiera histórica a evaluar previamente el riesgo de la entidad, identificando tales riesgos y valorando la calidad del sistema de control interno con el fin de determinar el alcance y énfasis de los procedimientos a ejecutar en curso de su auditoría para así formarse una opinión de si los estados financieros están exento de incorrecciones materiales por riesgo de fraude o error de manera objetiva .

No obstante, es de indicar que el auditor podrá socializar con el gobierno corporativo de la entidad, su plan con el fin de incorporar ajustes que sean necesarios para que la información financiera sea de la más alta calidad y pertinente para la toma de decisiones de terceros, pero ello no implica, una aprobación tácita de su plan de auditoría como es lo que se pretende.

Las Normatividad Internacional

La Norma Internacional de Control de Calidad (NICC), la NIA 220 y el Código de Ética de la Federación Internacional de Contadores (IFAC), ha indicado como pilares de la calidad de la función de auditoría: la Integridad, la objetividad, las competencias y diligencia profesional junto al debido cuidado de los contadores públicos en ejercicio de una auditoría externa, con el fin ellos puedan actuar con escepticismo y juicio profesional en la ejecución del trabajo, por tanto, no es un tema al cual, como lo que pretende el gobierno, deba indicarse vía decreto el deber ser de su función, dado que las Normas Internacionales de Auditoría y Aseguramiento (NIAA), las que adoptó Colombia, contemplan el perfil del profesional y la forma en cómo ellos deben dar alcance a su trabajo y obtener los resultados con la calidad deseada.

Así las cosas, resulta innecesario, reglamentar y “colgarle” al revisor fiscal vía decreto, cómo es profesional debe realizar el trabajo, el que por ende, ya está internacionalmente estandarizado con NIAA de IFAC y, mucho menos, haber categorizado a los revisores fiscales, en dos grupos de profesionales, aquellos que aplican NIAA y aquellos que aplican normas de auditoría generalmente aceptadas (NAGAS), contendidas en la Ley 43 de 1990, como si la auditoría tuviera dos tipos de calidad en el mismo producto, la información financiera, tal como se hizo con el Decreto 302, el que fuera compilado en el Decreto 2024 de 2015, dado que lo que se pretende es asegurar con el marco internacional, el producto final de su función, cual es la de garantizar la toma de decisiones con información de alta calidad.

El deber ser

En su defecto, el gobierno debería avanzar en la reglamentación de la ley 222 de 1995, en especial, el artículo 23 – Deberes de los administradores, en el cual se indica que los administradores de las empresas deben obrar de buena fe, con lealtad y con la diligencia de un buen hombre de negocios. Sus actuaciones se cumplirán en interés de la sociedad, teniendo en cuenta los intereses de sus asociados.

Lo anterior, debido a que es la empresa la que genera los riesgos y no el revisor fiscal, en virtud de que a auditoría contemporánea se realiza sobre la base de hechos cumplidos, los que han sido ejecutados y consumados por los miembros del gobierno corporativo, sin estos hayan acudido al revisor fiscal o al auditor, para pedir su opinión profesional de si se puede o no realizar o consumar, un hecho económico y las consecuencias del mismo.

Existen entidades con gran avance, en especial, el sector financiero, en los que se ha llevado a cabo y se siguen llevándose a cabo, grandes ajustes al sistema de gobierno corporativo, tales como, la adopción de: Código de Buen Gobierno; Código de Ética; Sistema de Gestión de Riesgos, Operativo, de Mercado, Financiero, de Liquidez y de SARLAFT; Sistemas ERP Monitoreados Continuamente; Auditorías Internas y Comités de Auditoría e ISO.

Lo que se espera

¿Será entonces, como es lo que se pretende el gobierno, que las buenas prácticas de hacer negocios bajo ética y profesionalismo, ahora deben estar a cargo del revisor fiscal, cuando este profesional es un usuario más de mismas al interior de las organizaciones a las cuales presta sus servicios?. ¿ O cómo se pretende medir riesgos, si la empresa auditado no conoce los suyos?. ¿Cómo medir ética y gestión, si las empresas no cuentan con estos indicadores?.

¿Cómo utilizar tecnología de vanguardia, si el auditado adolece de conocimientos y solo espera que el revisor certifique estados financieros cuando este profesional, es un usuario de los mismos?.

Así las cosas, se hace necesario que se proponga una enmienda integral a nuestro viejo Código de Comercio y, con ello, a los artículos que reglamentan el actuar de los revisores fiscales con el fin de adecuarlo a las mejores prácticas internacionales de la industria del aseguramiento.

En SMS Colombia, contamos con el equipo de profesionales idóneo, siempre atentos a atender las solicitudes de cada uno de nuestros clientes; es nuestra política mantenernos a la vanguardia de la información, conforme a los cambios normativos que puedan afectar sus intereses. Cuente con Nosotros.