Diciembre 13, 2016

Región Pacífico

Planificando y proyectando juntos, los departamentos del Pacífico tienen todo para ganar

La conformación de la región Pacífico como un bloque en el que los cuatro departamentos con costa en este océano se integren para potencializar sus riquezas a través de la planeación conjunta es un viejo anhelo de Cauca, Chocó, Nariño y Valle del Cauca.

Los gobernadores de estos cuatro departamentos oficializaron la conformación de la Región administrativa y de planificación especial del Pacífico, RAP. Esta figura permitirá tener una agencia que se encargará de la identificación, estructuración y ejecución de proyectos de común interés para los cuatro entes territoriales, especialmente para el litoral, una de las zonas con mayor riqueza en recursos naturales del país, y, paradógicamente, con los mayores índices de atraso y pobreza.

El Valle del Cauca, el más desarrollado de estos cuatro departamentos, podría estar mucho mejor si la situación de sus vecinos  fuera otra. Es claro que las grandes migraciones que se han dado desde el litoral en los últimos 40 años hacia Cali se habrían podido evitar si en las costas y las montañas de Cauca, Chocó, Nariño y el mismo Valle del Cauca se hubieran adelantado iniciativas para fomentar el desarrollo y mejorar la calidad de vida, se habría evitado que casi un millón de migrantes llegara a la capital vallecaucana en busca de las oportunidades que no tuvieron en sus lugares de origen.

Ojalá esta iniciativa impulsada por los cuatro gobernadores sirva para aprovechar los recursos y destinarlos a proyectos que fortalezcan el aparato productivo en toda la región, para que la gente de los municipios más apartados encuentre en ellos educación y empleo.

Ninguna otra región de Colombia tiene tantas oportunidades de desarrollo como el Pacífico, pero su aprovechamiento depende de la unión de voluntades, hay que perder el miedo a juntarse y empezar a construir en conjunto una nueva realidad regional.