marzo 14, 2017

¿Quién pagará la visita papal?

Lo correcto es que los gastos los asuma la iglesia católica, el Estado colombiano no tiene porqué.

Cuánto le costará a Colombia la visita del papa Francisco? Este es el gran interrogante que surgió tras el anuncio del viaje del pontífice católico a nuestro país, programado para septiembre de este año.

Las visitas del líder religioso a otros países latinoamericanos, como México y Ecuador, tuvieron un costo diario que oscila entre los dos y los cuatro millones de dólares; si se toma como base la menor de estas cuantías y se multiplica por los días que Francisco estará en Colombia (cinco), su viaje tendría un valor de diez millones de dólares, unos 30 mil millones de pesos colombianos, al cambio actual.

La pregunta correcta, entonces, es: ¿quién pagará el viaje del Papa a Colombia? Los gastos se distribuyen entre el Gobierno Nacional y la iglesia católica, siendo el primero el mayor aportante.

Allí es cuando surge el objeto del debate, pues aunque el catolicismo sea la religión con más fieles en el país (la profesa el 58% de la población), Colombia es un Estado laico, y, por lo tanto, no está justificado invertir los recursos públicos en actividades religiosas.

Pero más allá de estas consideraciones está la sensatez, y en un país tan lleno de necesidades como el nuestro, donde hacen falta acueductos, hospitales, carreteras, escuelas, etc., resulta un despropósito gastar una millonada en la visita papal.

No se trata de cuestionar el viaje del Papa, las creencias de quienes lo reconocen como su guía espiritual merecen absoluto respeto, pero deben ser ellos quienes asuman el pago de este costoso

viaje, no el país entero. En ese sentido, los gastos de la visita papal a Colombia deben ser responsabilidad de la iglesia católica.