junio 17, 2017

¿Qué hacen los padres caleños para ser felices?

Celebrar el día del padre, además de ser un homenaje a ellos, es también la renovación del compromiso y la responsabilidad que conlleva la paternidad.

Existen muchos tipos de padres, algunos sobreprotectores, otros disciplinados y estrictos y otros más cómplices o amigos de sus hijos.  Sea cual sea el tipo, para muchos la labor de ser papá es una gran responsabilidad, cada vez están más involucrados en la crianza de sus hijos y lo mejor son papás felices ¿Cómo lo logran?

Adriana Sarmiento, directora general de Nerium Colombia y representante del movimiento Live Happy cuenta los 7 secretos que siguen los papás caleños para ser felices:
 – Tener hijos es genial, pero también puede ser agotador. Sin embargo, lo que hace a un  papá para ser feliz es disfrutar de la inmadurez de sus hijos. No hay nada más enriquecedor para un padre que aprender a la medida que sus hijos van creciendo.

– Los padres felices siempre están presentes, le dedican tiempo a  su esposa e hijos. Cuando un hombre pasa tiempo de calidad con su familia, no piensan en lo que hicieron ayer o las preocupaciones de mañana, ellos simplemente viven el momento.

– Un hábito clave de un papá feliz es expresarle el amor a sus hijos. Unos expresan su afecto con caricias, abrazos y hay otros que lo hacen siendo más condescendientes con sus hijos. Cualquiera que sea la forma de manifestar este sentimiento, lo que más los hace felices es demostrarle lo importante que es para ellos.

– Un papá feliz le enseña a sus hijos cosas de la vida con el ejemplo. Para ellos no es necesario sentarse con cada uno de sus hijos a darle catedra sobre la vida. Con sus actos le enseña a vivir, a tratar a las demás personas, a trabajar, a manejar las finanzas y hasta a amar.

– Un papá feliz sabe castigar. No importa que tan grave haya sido la metida de pata de los hijos, saben perfectamente controlar la situación. Conoce cuando es el momento de tener mano dura y cuando ser flexible.

– En ocasiones pueden ser duros y regañones, nadie es perfecto, pero saben pedir perdón cuando se equivocan o cuando se exasperan más de lo normal.

– Un papá feliz hace ejercicio. Este es su medicina para el estrés, las ayuda a relajarse, a reactivarse y a liberar malos pensamientos que hayan podido surgir por alguna pelea en la casa o el trabajo.