mayo 01, 2018

Preocupa que sean expropiaciones

Propuesta de Petro genera rechazo en sector azucarero

Ante el anuncio que hizo el candidato presidencial Gustavo Petro durante su visita a Puerto Tejada, en el que planteó comprar terrenos a Incauca o a pequeños cañicultores para entregarlos a indígenas campesinos y afrodescendientes, Asocaña le envió una carta en la que le informa sobre el impacto social que la industria azucarera tiene en la región.

Durante su visita al norte del Cauca, Petro propuso que de llegar a ser presidente le solicitaría a Ardila Lule que venda Incauca “para la demostración de cómo se desarrolla el norte del Cauca. Si no quiere, no hay problema, compraremos a otros, pero 30 mil hectáreas de tierras tienen que trasladarse a las comunidades para producir diversidad de productos e industrializar”.

Según indicó el candidato son 30 mil hectáreas de tierras sembradas de caña de azúcar la cuáles tienen que trasladarse a las comunidades para producir diversidad de productos e industrializar.

Aunque Petro negó que estaba hablando de expropiación, diversos sectores políticos los interpretaron así.

Impacto social
Por otra parte, el sector cañicultor sentó su posición frente a la propuesta hecha por el candidato de la izquierda. El presidente de Asocaña Juan Carlos Mira, le envió una carta al candidato de Colombia Humana en la que expresa al dirigente su punto de vista frente a esta propuesta y el impacto que tendría en el Valle del Cauca.

Además invitó a Petro al diálogo para discutir los aspectos que le preocupan del sector cañicultor

En la carta, Mira explicó el impacto social que la agroindustria de la caña tiene en la región, que según Fedesarrollo, genera 188 mil empleos en cinco departamentos.

Así mismo indicó en la misiva que la agroindustria de la caña representa cerca del 0.7% del PIB total y 3.7% del PIB agrícola del país. En el Valle representa el 38% del PIB agrícola del departamento y en el Cauca el 25% del PIB industrial según datos del Dane del 2016.

Alo anterior agregó que los municipios donde la caña es protagonista hay mejores índices de calidad de vida y además, hay sectores como el panelero fuertemente vinculados a la   caña.

Asocaña explicó el aporte social del sector, que apoya 34 instituciones educativas a las que acuden anualmente 16 mil estudiantes.

En lo ambiental dice la carta se trabaja en la preservación de las fuentes hídricas con la Fundación Fondo Agua por la Vida y la Sostenibilidad y la aplicación de novedosas tecnologías que han reducido en un 50% el consumo de agua en los últimos 30 años.

Mira afirmó en el comunicado que “a pesar del sector por apoyar a las comunidades indígenas y al valioso trabajo que se viene realizando con algunas de ellas, otras han venido afectando la propiedad privada, aduciendo la necesidad de más tierra”.

En ese sentido afirmó que “sólo las comunidades indígenas del norte del Cauca poseen más de cien mil hectáreas, de las cuáles sólo aprovechan el 10% y gran parte de ellas están sembradas en cultivos ilícitos”.

También explicó que de las 243 mil 232 hectáreas sembradas con caña en el valle del río Cauca el 75% pertenecen a 2.750 productores diferentes a los ingenios azucareros y afirma que existen cabildos indígenas que proveen caña a las empresas procesadoras de esta materia prima.

Según Mira ese relacionamiento productivo entre los diferentes actores, “es un ejemplo claro de que es posible un modelo de desarrollo en el que quepamos todos”.