julio 05, 2018

Promoviendo el odio

Hugo E. Gamboa Cabrera

El “mamertismo” nacional, molestos con la derrota de su candidato presidencial, se está proponiendo torpedear al nuevo Presidente de la República, sin haber tomado posesión del cargo.

Han creado un movimiento denominado M-17, a través del cual se van a organizar manifestaciones de cualquier índole, sin motivo alguno, con la malévola pretensión de crear caos y confusión, dedicándose a desvirtuar un gobierno solo por el hecho de ser de centro-derecha.

Por otro lado, en las columnas de opinión de algunos periódicos que circulan en el país, entre ellas las del “El Espectador”, especialmente las dominicales, causan estupor-salvo las caricaturas de Osuna-por el sistemático tono de agresión que utilizan, desde la campaña electoral, contra Iván Duque Márquez y todo lo que lo rodea.

Es como si la opinión de “Voz Proletaria” se hubiese trasladado a tan importante medio informativo. Igual circunstancia sucede con algunos programas de radio.

Curiosamente, en esos medios nunca hablan de la preocupante deuda externa que el gobierno de Santos le deja al país, duplicada e impagable.

Tampoco tocaron la inexcusable ley que declara al narcotráfico como “delito conexo”, que tiene a punto de descertificar a Colombia, amén del crecimiento desmesurado del consumo interno, que tiene a nuestros jóvenes y adultos también, atragantados de droga, causándole al país un daño terrible.

Nunca hablaron que pasó con la bonanza petrolera, con la plata de Isagén y con la galopante corrupción creada para comprar conciencias en el Congreso, en las Altas Cortes y en medios de comunicación.

Viven obsesionados con Uribe y su partido, mientras el gobierno entrega un país fracturado.