Abril 05, 2017

Salud & bienestar

Prevenga el cáncer de cuello uterino

El 11.5%, de las mujeres que mueren por algún tipo de enfermedad oncológica en Colombia tienen cáncer de cuello uterino, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).  En estos datos, suministrados por la Asociación Colombiana de Patología del Tracto Genital Inferior y Colposcopia (Colpocolombia), encontrarán información clave para detectar esta enfermedad y prevenirla.
 
En el mundo
Cada dos horas se muere una mujer que padece cáncer de cuello uterino en el mundo según el doctor Carlos Humberto Pérez, ginecólogo y miembro de Colpocolombia. Este tipo de cáncer es el cuarto más común en la población femenina y el séptimo en la población general. Según las últimas cifras reportadas por Globocan, al año se presentan 528.000 nuevos casos por este cáncer, de los cuales el 50% tiene consecuencias fatales: esto representa el 7,5% de todas las muertes por cáncer en las mujeres.
El cáncer de cuello uterino es la primera causa de muerte por cáncer entre mujeres de 30 a 59 años en Colombia según el Ministerio de Salud y Protección Social[5]. Su
prevalencia es de 6,77 por cada 100.000 mujeres según cifras del Observatorio Nacional de Cáncer[6].

Autocuidado
Una de las mejores herramientas para prevenir este tipo de cáncer es el autocuidado. Según el doctor Pérez, el tabaquismo, el alcoholismo, la multiplicidad de embarazos, el VIH, la promiscuidad, el comienzo de la vida sexual a temprana edad y la mala nutrición son factores determinantes en el posible desarrollo de la enfermedad.
 
Papiloma Humano
El factor de riesgo más frecuente y con mayor porcentaje es la infección por el virus del papiloma humano. Según el Ministerio de Salud y Protección Social y el Instituto Nacional de Cancerología la mayoría de las infecciones VPH son transitorias pero el virus es una causa necesaria para desarrollar el cáncer de cuello uterino
 
Prevención primaria
El primer paso y más efectivo para combatir el cáncer de cuello uterino es la prevención a temprana edad a través de la vacuna contra el VPH. El momento indicado para hacerlo es cuando las niñas están entre los 9 y 14 años y no han estado expuestas al virus.

El esquema de prevención sugerido indica que las mujeres deben hacerse la citología a partir de los 25 años cada uno o tres años y la prueba de ADNVPH a partir de los 30 años.

El cáncer de cuello uterino tiene una evolución supremamente lenta. “Dependiendo del virus y las condiciones del huésped una infección proliferativa (benigna) se convierte en una infección transformante (premaligna), es decir, se cambia el tipo de célula por una célula precancerosa que puede evolucionar y convertirse en cáncer. Es entonces cuando dejamos de hablar de una infección para hablar de una enfermedad ocasionada por el VPH”, explica el experto Carlos Humberto.
 
Disminución del riesgo
La meta es reducir la tasa de mortalidad por cáncer de cuello uterino a 5,5 por 100.000 para el 2021 -es 6,77 por 100.000[9] actualmente- según el Plan decenal para el control del cáncer del Ministerio de Salud y Protección Social y el Instituto Nacional de Cancerología[10].

La gran mayoría de muertes ocasionadas por este tipo de cáncer se pueden evitar con los mecanismos de prevención y las revisiones médicas propuestas. Además, si se detecta y se realiza a tiempo el tratamiento, las probabilidades de mejoría son altas.