abril 28, 2014

Porno venganza en la Internet

Por Heidy Balanta
Abogada Especialista en Derecho Informático Candidata a Master en Derecho Económico heidy@derechoinformatico.co
www.derechoinformatico.co

Hace tiempo hemos venido escuchando parejas que terminan su relación sentimental y publican en Internet videos o imágenes de esa relación sin el consentimiento de la otra, con escenas sexuales explícitas en redes sociales como venganza de una mala experiencia. Que no le pase a usted.

Esta práctica, conocida como la “porno venganza”, ha vuelto a ponerse en auge debido a la facilidad de hoy día contar con una cámara filmadora en un celular o una tableta, lo que hace sencillo filmar todo.

Filmarse mientras tiene sexo es una práctica muy común por los jóvenes actualmente, sin embargo no alcanzan a dimensionar el impacto que tiene esto en el futuro.

Un novio celoso puede cometer cualquier barbaridad. Recuerde esta máxima en Internet: “Lo que usted sube, se queda en Internet, y si después se arrepiente ya es demasiado tarde, pues así borre la imagen ya está guardado en un servidor en quién sabe qué parte del mundo”. Así que piense muy bien qué va a subir a la red, para no sufrir las consecuencias.

Imagínese a un joven que le suban un video pornográfico y en unos años, cuando tenga su vida laboral activa y una empresa en proceso de contratación, realice una búsqueda de sus antecedentes, puede encontrar el video que hace años le subieron.

Hoy en día las empresas utilizan las redes sociales e Internet para buscar antecedentes del personal que van a contratar e Internet lo registra.

Sin embargo, todos hemos cometido errores en la vida, los cuales estamos arrepentidos y no nos interesa que nadie los conozca, así que en el mundo digital hay una oportunidad y es el Derecho al Olvido, acá en Colombia sería el Derecho al Habeas Data, y es la facultad que tiene el titular del dato de solicitar que le supriman información personal.

Según la Corte Constitucional, las imágenes y videos donde son identificables las personas son considerados información personal, por lo tanto también está sujeto a este derecho.

Con este mecanismo se podría solicitar la eliminación y supresión de imágenes y videos; no obstante, el mejor mecanismo es pensar qué va a subir en Internet y conocer las consecuencias que esto trae.

  • A mí me parece que…

    Jodido el asunto, de verdad. Difiero sobre el término ‘porno venganza’, no me luce el más adecuado (tal vez sea invención de la autora de este artículo). Con decir ‘venganza online’ dentro del contenido, creo que ya se entiende suficientemente el asunto. Y no lo digo por ánimos de ser “zanahorio”, “puritano” o algo por el estilo…