enero 12, 2018

Polémica por el acoso sexual

Umberto Valverde

Las protestas de la comunidad femenina de Hollywood sobre el acoso sexual que se puso en escándalo después de las denuncias de actrices contra uno o varios productores de cine, crearon todo un movimiento llamado Metoo. Sin embargo, para sorpresa de muchos, en Francia, Catherine Deneuve, una actriz por encima del mal y del bien, acompañada por actrices, intelectuales y artistas, acaban de publicar un documento donde cuestionan la orientación de sus colegas americanas.

“La violación es un crimen. Pero la seducción insistente o torpe no es un delito, ni la galantería una agresión machista”.

La filósofa Peggy Sastre dice lo siguiente: “El feminismo se ha convertido en un estalinismo con todo su arsenal de acusación, ostracismo y condena”. El documento habla del regreso de un moral victoriana. Las intelectuales francesas dicen que no acogen el discurso del odio a los hombres.

Todos condenamos el acoso como imposición, pero lo extraño de este movimiento es que muchas de estas mujeres indignadas, exaltaban y mencionaban a esas personas que presuntamente las acosaban cuando ganaban los premios.

Todos conocían estos mecanismos de Hollywood. No quiere decir que por saberse no son condenables, pero eran aceptados, eran los códigos de comportamiento para llegar al éxito.

El radicalismo como ha sido abanderado en Estados Unidos ha encontrado una respuesta fuerte por mujeres importantes del arte francés. Francia parece siempre adelantada. El primer discurso femenino coherente lo hizo Simone de Beauvoir, pareja de Jean Paul Sartre.